diariodominicano.com

Por Edilberto F. Méndez*

Santo Domingo, R. D., 17 de noviembre, 2019 (Prensa Latina).- La lucha contra los feminicidios en República Dominicana, ese flagelo que tanto afecta a la sociedad, es hoy una tarea pendiente la cual merita del esfuerzo de todos si se quiere erradicarlos o al menos disminuirlos en el país.

Recientemente la Procuraduría General de la República (PGR) reveló que de 2005 hasta los momentos actuales, tomando en cuenta solo los meses de enero a noviembre, mil 295 mujeres fueron asesinadas por sus parejas y exparejas, 62 de ellas en lo que va de este año.

Esa última cifra, según la Fiscalía, significa una reducción de ese delito en un 22 por ciento con respecto a 2018, sin embargo, los datos son espeluznantes y para nada deben servir de consuelo ante este lastre social.

La PGR detalló en el documento que en los primeros 11 meses del 2017 las cifras de feminicidios alcanzaban un total de 99 casos, se redujo a 74 en el año 2018, hasta llegar a la más baja en 2019 con 62, lo cual significa 12 casos menos en comparación con el año anterior.

Asimismo, acotó como algo alarmante, que de las 74 fallecidas en el 2018 solo 14 habían presentado las denuncias por violencia, mientras en 2019 fueron ocho de las 62 mujeres asesinadas, otro gran problema a solucionar.

En su informe, la fiscalía destacó dentro de la lucha contra la violencia contra las mujeres las iniciativas que lleva adelante el gobierno dominicano a través del Plan Nacional Contra la Violencia de Género que se aplica desde noviembre de 2017 con 22 acciones de prevención y combate de ese mal.

El plan abarca varios ejes temáticos, ha avanzado en su aplicación, es novedoso, pero no basta.

Críticas al sistema de justicia

Para la coordinadora general del movimiento feminista Hermanas Mirabal, Raquel Rivero, las políticas del Estado para evitar hechos de violencia de género han fracasado.

Precisó que las organizaciones feministas del país no se explican cómo continúan sucediendo feminicidios, refiriéndose a cinco asesinatos de mujeres ocurridos en los últimos días en distintos lugares del territorio.

Y criticó al sistema de justicia vigente por otorgar garantías económicas a agresores que luego de lograr su libertad, consuman sus hechos matando a las ex esposas o ex compañeras, como ocurrió en dos casos de los señalados.

De ahí que la Fundación Justicia y Transparencia (FJT) depositó recientemente ante la Cámara de Diputados un anteproyecto de ley que busca criminalizar, tipificar y castigar en forma agravada el feminicidio y la violencia de género en todas sus manifestaciones.

La propuesta, que además declara el año 2020 como de alta prioridad para la protección integral de la mujer, fue entregada por el presidente de la entidad, Trajano Potentini, a una comisión de diputados encabezada por Gustavo Sánchez, vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La pieza legislativa también busca castigar con penas de prisión perpetua a quienes incurran en el delito de feminicidio y de 30 a 40 años de reclusión mayor para la tentativa de este delito e igual pena a los cómplices del mismo.

También el anteproyecto contempla penas de 10 a 20 años de reclusión para quienes incurran en alguna práctica de violencia de género, en cuyos casos nunca serán consideradas circunstancias atenuantes, prohibiendo la posibilidad de llegar a acuerdos que procuren con el aval y participación del Ministerio Público, evadir la condena.

Los jóvenes no se quedaron atrás y levantaron también sus voces contra los feminicidos y exigen políticas de protección a la mujer.

La encargada de incidentes en la organización ProFamilia, Indiana Jiméndez, criticó al Poder Judicial por mantenerse en silencio con los últimos casos y exigieron al Ministerio Público la reparación integral de las víctimas, sanciones ejemplares a los autores y la desvinculación de todos los funcionarios que hayan estado involucrados en actos ilegales.

La violencia de género requiere de una visión profunda y abarcadora si se desea eliminar o al menos atenuar.

Son dolorosas las historias acerca de este fenómeno social que ocurre lo mismo en un barrio marginal, en una humilde casa, o entre los muros de una espléndida mansión.

Lo cierto es que de acuerdo con la ONU, hasta el 70 por ciento de las mujeres han sido violentadas al menos una vez en su vida, por tanto este fenómeno califica como una pandemia global.

Nos acercamos al 20 de diciembre, fecha en que la ONU proclamó en 1993 la Declaración sobre la eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Y más adelante en el año 1999, decidió establecer una fecha para que todo el mundo hiciera patente el rechazo a ese flagelo siendo el 25 de noviembre el día escogido.

Esa fecha -propuesta en su momento por el gobierno dominicano-, fue establecida en homenaje a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, quienes fueron asesinadas en el año 1960 por esbirros del tirano Rafael Leónidas Trujillo.

Esperemos que, más temprano que tarde se pueda transformar la realidad dominicana y deje de ser cotidiana la violencia de género, que tanto dolor deja en este país, y se convierta en algo aborrecido por todos sin excepción.

*Corresponsal en la República Dominicana.

rr/ema