diariodominicano.com

Santo Domingo, Distrito Nacional.-10 de septiembre, 2019.- La capacitación fue dirigida a los psicólogos y médicos que laboran para apoyar en el tratamiento y la asistencia de mujeres usuarias de drogas que viven con VIH.

El taller fue impartido en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con el auspicio del Consejo Nacional de Drogas (CND), el Servicio Nacional de Salud (SNS) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Dicha capacitación fue ofrecida por la experta internacional la doctora María Zarza donde certificaron a 36 participantes de los Servicios Unidades de Atención Integral (SAI) del SRMS, del Centro de Atención Integral a las Dependencias (CAIDEP), el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) y la ONG Mesón de Dios.

Los participantes del taller tendrán una atención humana a las mujeres que se inyectan drogas, ya que la capacitación se enfocó en el respeto del derecho a la salud, la integración de los servicios y en el fortalecimiento de las habilidades de profesionales para mantener el vínculo con los dispositivos de atención.

De igual manera, se resaltó la importancia de aumentar las alianzas interinstitucionales para que los profesionales de la salud puedan referir fácilmente a las pacientes.

Con lo que se pretende mejorar las estrategias para aumentar los servicios y mejorar la calidad de vida de esta población vulnerable.

Asimismo, La representante de UNODC en el país, Begoña Gómez, y María Vólquez, en representación de Mirna Font-Frías, directora del Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRSM), quienes expresaron que el taller, impartido contó con fondos de los Country Envelop del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).

Al finalizar la capacitación, se destacó que los participantes cuentan con los conocimientos y habilidades básicas para tratar eficazmente a las mujeres que se inyectan drogas y que viven con VIH, en los Servicios de Atención Integral.

Datos

Según la representante de la UNODC en la República Dominicana, Begoña Gómez, indicó que, Un subgrupo particularmente vulnerable son las mujeres que se inyectan drogas, por lo que consideró que es necesario aumentar los datos desagregados para entender mejor las necesidades de esta población.

Aún con la falta de datos estadísticos suficiente, el Informe de 2019 subrayó que el tratamiento de consumidores de drogas no está ajustado a las necesidades específicas de las mujeres.

Destacó que la estigmatización social que sufren estas mujeres las desmotiva a buscar tratamiento.

Por otro lado, las mujeres privadas de libertad son una población aún más vulnerable, con una tasa de consumo de drogas mayores que en otras poblaciones (51 % de las mujeres entrando en la cárcel consumen drogas, comparado con 30 % de los hombres).

Igualmente, las mujeres se encarcelan de manera desproporcional por delitos relacionados con drogas (35 % de las mujeres encarceladas, comparado al 19 % de los hombres).

Además del modelo básico, el entrenamiento se enfocó en los módulos dedicados a las mujeres y los adolescentes, dos grupos vulnerables con necesidades específicas.

El curso fue impartido de manera teórica y práctica, con ejercicios que permitieron a los participantes practicar sus nuevos conocimientos y compartir técnicas y experiencias con sus colegas

Las instituciones que participaron fueron el Consejo Nacional de Drogas, Centro de Atención Integral a la Dependencia, CAIFI del Despacho de la Primera Dama, Centro de Atención Integral a Niños, Niñas y Adolescentes en Consumo de Sustancias Psicoactivas y la Procuraduría General de la República.

De igual forma, Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, Refugio Mi Querencia, RESIDE, Casa Abierta. (Comunicaciones Consejo Nacional de Drogas)