Señoras y señores,

Es un gran honor para mí estar presente aquí en este Foro ABC América que tiene como nombre "República Dominicana, crecimiento y sostenibilidad".

El diario ABC siempre ha tenido un compromiso activo con el periodismo de vanguardia, de hecho fue el primer diario español en crear una edición en el continente americano.

Desde nuestro país, como desde ABC, queremos continuar fortaleciendo los puentes entre América Latina y España, sobre todo porque compartimos los mismos valores de democracia y de libertad.

Juntos, podremos propiciar con mayor efectividad el intercambio de ideas, bienes y servicios que requieren nuestras naciones.

Hoy día, España se encuentra avanzando hacia su plena recuperación económica, al tiempo que la República Dominicana se consolida como un pequeño milagro de crecimiento y estabilidad en América Latina y el Caribe.

Alcanzamos un crecimiento promedio de 5% en los últimos 50 años, y desde el 2012 el promedio está por encima del 6%, liderando toda América.

Este crecimiento se ha logrado con una envidiable estabilidad de precios, exhibiendo desde el 2012 una inflación promedio anual de tan solo 2.5%.

Estos buenos resultados macroeconómicos, unidos a una deliberada política del presidente Danilo Medina de apoyo a sectores productivos clave, como el turismo, las zonas francas, la minería, las mipymes, la industria, la construcción y la agropecuaria, entre otros; han logrado reducir el desempleo de 7.2% en el año 2012 a 5.7% en el año 2018.

Y por supuesto, este apoyo a los sectores productivos ha creado un entorno empresarial favorable, que ha hecho posible que la República Dominicana sea, hoy, la principal receptora de inversión extranjera de todo el Caribe.

Adicionalmente, hemos realizado importantes avances hacia la construcción de un Estado de Bienestar, con inversiones en educación, salud, apoyo a la primera infancia y a las madres solteras, mejoras salariales, seguridad social y grandes pasos para la superación de la brecha digital.

Esta combinación de una acertada política económica con una eficiente inversión social, ha conllevado una reducción constante de la pobreza que nos coloca también en una posición ventajosa frente al promedio del resto de América Latina.

En tan solo 6 años, hemos reducido la tasa de pobreza del 40% en 2012 a tan solo un 22.7% a diciembre del 2018, y la pobreza extrema ha caído del 9.9% en 2012 al 2.9% en 2018.

Asimismo, para asegurarnos de lograr un crecimiento y desarrollo con sostenibilidad ambiental, hemos incrementado la cobertura boscosa del país desde un 32.6% en 2003, a un 39.7% en 2016. Y este esfuerzo lo hemos redoblado recientemente, con la meta de reforestar unas 65,000 hectáreas

adicionales entre 2017 y 2020.

Paralelamente, y para estar acorde con los objetivos de la Agenda 2030, hemos incrementado la generación eléctrica a partir de fuentes renovables. De hecho, la capacidad instalada de energía solar, eólica y de biomasa habrá pasado de tan solo 33 megavatios en 2012 a alcanzar los 600 megavatios en el año 2020.

Amigas y amigos,

Quiero resaltar también que este año, en la República Dominicana ha sido

declarado el año de la Competitividad y la Innovación.

Eso quiere decir que, junto a la comunidad empresarial, estamos avanzando en una completa agenda de transformación, que nos ha permitido ya eliminar numerosos obstáculos burocráticos y normativos, para allanar el terreno a los intercambios y los proyectos productivos de todo tipo, que nos permitirá tener un ecosistema más atractivo y estable para la actividad empresarial.

Desde el turismo a las exportaciones, pasando por la energía o las telecomunicaciones, el país se está preparando para el futuro. Lo que permitirá que la República Dominicana continué siendo la economía de mayor crecimiento y estabilidad de la región.

Vivimos un momento que no se da tantas veces en la Historia:

La combinación de contar con un gobierno responsable en el manejo macroeconómico y comprometido con el desarrollo social de toda la población, trabajando de la mano con un sector privado capaz, competitivo y dialogante, que mira al largo plazo y se toma muy en serio su responsabilidad social.

Juntos, en esta sociedad joven, dinámica y decidida a progresar, estamos sentando las bases de la República Dominicana del futuro.

Un país en el que es posible reducir las desigualdades, al tiempo que nos preparamos para la Cuarta Revolución Industrial y superamos los retos de la economía global.

Esta es la República Dominicana que queremos que conozcan y que redescubran.

Un país moderno, preparado, bien planificado, con sectores productivos de primer nivel, con una economía diversificada, con reglas de juego claras, con empresarios visionarios y con un sector público presente y eficiente, decidido a seguir liderando el camino de progreso que nos hemos delineado.

Este es, amigos y amigas, el milagro económico del Caribe.

Cada una de esas cifras que les he dado, cada indicador que nos da motivos para el optimismo, es el fruto del esfuerzo conjunto, del trabajo constante y del liderazgo responsable.

Es la suma del trabajo de muchos de los que están presentes en este foro y de otros que, aunque no nos acompañen hoy, se empeñan diariamente, cada uno desde su responsabilidad, en construir su pedacito de este milagro.

Esta, señoras y señores, es la República Dominicana de la que nos sentimos orgullosos, por la que trabajamos juntos y de la que les invitamos a formar parte.

Un país que, si bien está cambiando en muchas cosas, nunca cambiará en lo más importante: su hospitalidad, su alegría y el calor de nuestra gente.

¡Sean siempre bienvenidos a la República Dominicana!

Muchas gracias.

Discurso del ministro Administrativo de la Presidencia Licenciado José Ramón Peralta en el Foro ABC América, 15 de mayo de 2019.-