Santo Domingo, 16 oct (PL) Militares y policías patrullan hoy las calles de la capital dominicana ante el anuncio efectuado por transportistas y organizaciones sociales de que efectuarán marchas y protestas ante el incremento en el precio de los combustibles.

El aumento paulatino ocurrido este año en los precios de los derivados del petróleo, llegó al momento en que adquirir esos combustibles se volvió una carga onerosa para los bolsillos de los trabajadores de esta nación, de ahí la activación de las mencionadas acciones encaminadas a lograr el gobierno tome cartas en el asunto y aporte soluciones.

El pasado domingo, la Coordinadora de Mujeres Transportistas, la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción, la Federación Sindical Mundial Capitulo Dominicano, el Frente Universitario de Renovación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Frente Estudiantil Flavio Suero, dieron a conocer un amplio programa de movilizaciones pacíficas.

Entre estas, se prevé para mañana una marcha que partirá a las 09:00, hora local, desde la avenida Winston Churchill con 27 de Febrero hasta el Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes, lugar donde habrá una concentración.

También informaron marcharán el miércoles 24 de octubre hacia el Palacio Nacional, harán una Asamblea Popular del Gran Santo Domingo en el local de la organización Movimiento Rebelde y apoyarán una huelga general en la provincia de Santiago, pautada para el 29 de octubre.

Ante esta situación, las autoridades pusieron en práctica medidas para evitar y controlar cualquier acción por parte de esos movimientos, de ahí que vías principales como las céntricas avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez estén fuertemente custodiadas y en las entradas de la ciudad hay colocadas unidades especiales y agentes de la Policía.

La situación es tensa y no se ven soluciones y uno de los reclamos de los manifestantes que es la revisión de la Ley de Hidrocarburos parece no tener avances.

Asimismo, cada día crecen las organizaciones políticas, sociales y gremios sumados a las protestas que toman distintas formas pero todas tienen un objetivo común.