Naciones Unidas, 10 oct (PL) Uno de cada cinco jóvenes experimentará un problema de salud mental este año, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan, alertó hoy el secretario general de la ONU, António Guterres.

En su mensaje por el Día Mundial de la Salud Mental, el titular de Naciones Unidas se refirió a cómo la salud mental durante la adolescencia tiene un impacto en los logros educativos y también puede incidir en comportamientos como el abuso del alcohol, las drogas o conductas violentas.

Además, advirtió que el suicidio es una de las principales causas de muerte en los jóvenes y aunque la mitad de las condiciones de salud mental comienzan a los 14 años, la mayoría de los casos no se detectan ni se tratan.

Millones de personas se ven envueltas en conflictos y desastres, lo que los pone en riesgo de una serie de problemas de salud mental a largo plazo, señaló Guterres.

También la violencia contra la mujer (física, sexual y psicológica) da como resultado cicatrices duraderas, incluido el trastorno por estrés postraumático, subrayó el diplomático portugués.

A pesar de estos desafíos, prosiguió en su mensaje, muchas condiciones de salud mental se pueden prevenir y tratar, especialmente si se comienza a hacerlo a una edad temprana.

'La Agenda 2030 es clara: no debemos dejar a nadie atrás. Sin embargo, aquellos que luchan con problemas de salud mental todavía están siendo marginados'.

A juicio del secretario general de la ONU, las sociedades saludables requieren una mayor integración de la salud mental en sistemas más amplios de atención médica y asistencia social, bajo el paraguas de la cobertura universal de salud.

En ese sentido, añadió, la ONU desea crear un mundo en el que para 2030, las personas tengan a quién recurrir para apoyar su salud mental, en un contexto libre de estigmas y discriminación.

Asimismo, el máximo representante de Naciones Unidas llamó a cambiar la actitud al abordar lo relacionado con la salud mental y promover más acciones sobre este tema.

La salud abarca tanto el bienestar físico como el mental, pero durante demasiado tiempo no se ha prestado suficiente atención a la salud mental, recalcó Guterres.

Este 2018, el Día Mundial de la Salud Mental se centra en los jóvenes: según datos de la ONU, los trastornos mentales representan el 16 por ciento de la carga mundial de enfermedades y lesiones en personas de 10 a 19 años.

Del mismo modo, la depresión es una de las principales causas mundiales de enfermedad y discapacidad entre los adolescentes y el suicidio es la tercera causa de muerte en jóvenes de 15 a 19 años.

mem/ifb