SANTO DOMINGO, RD, 10 de agosto, -El alcalde del Distrito Nacional lanzó un amplio operativo de limpieza y saneamiento por tierra y agua de toda la rivera de los ríos Ozama e Isabela, como un elemento preventivo a los desastres que suelen dejar los fenómenos atmosféricos que afectan a la región durante estas temporadas.

El operativo de limpieza, que inició por el sector de La Ciénaga, incluye fumigación, poda de árboles e higienización de toda la circunscripción No. 3, a los fines de impedir las acumulaciones de basuras y escombros arrastradas por el río y evitar brotes epidémicos.

También equipos de saneamiento y limpieza del río Ozama, para retirar basuras y escombros que arrastra, junto al Isabela y que se acumulan en toda la rivera del mismo.

El operativo está a cargo de las direcciones de Aseo Urbano y Gestión Ambiental, Espacio Público, los Bomberos y otros.

El cabildo dispuso de unos 700 obreros de los diversos departamentos operativos, además, de los equipos dispuestos por las fundaciones recolectoras de basura de la circunscripción tres; y en coordinación con las juntas de vecinos, entidades comunitarias, las iglesias y representativos del sector.

Al dejar iniciado los trabajos, el alcalde David Collado destacó que el operativo incluye equipos pesados como tres retroexcavadoras, 42 camiones volteos, 16 camiones compactadores, 3 barcas una del cabildo y dos aportadas por el sector privado junto a dos lanchas.

El ejecutivo de la Capital explicó que los trabajos se desarrollarán hoy viernes, este sábado y el domingo, en caso que sea necesario, con las mismas energías y eficiencia con que fue retirado el cúmulo de basura que llegó hasta las orillas del mar Caribe frente a Guibia, el Fuerte San Gil y la Playa Montesinos.

Agregó que el operativo también dejará completamente limpia las seis principales cañadas de la ciudad, como son: Buenavide, Los Dulceros, Las Tres cruces, el Hoyo de Chulín, La Puya y San Luis, donde el cabildo tendrá la responsabilidad de limpiar la parte de afuera, y la CAASD dentro de las mismas.

Collado destacó que la limpieza y saneamiento de estas cañadas reducirá el impacto de los fenómenos atmosféricos que son muy frecuentes hasta el mes de noviembre, y una mayor garantía de salud para los residentes en el margen de ambos ríos.

El funcionario añadió que estas labores de limpieza, serán reforzadas con el plan de educación ciudadana que emprenderá el cabildo los días 25 y 26 próximo, casa por casa, para explicar a la gente el daño que provoca arrojar elementos plásticos a las cañadas.

Collado instruyó para que las zonas de los farallones, donde no pueden ingresar los equipos pesados, los trabajos se realicen con máquinas más pequeñas que garanticen un trabajo ágil y eficiente.

Durante su intervención presentó al director de Gestión Ambiental del ayuntamiento, Fernando Campos, quien explicó el tipo de árboles que serán sembradas en las áreas que sean recuperadas con la limpieza.

A seguidas explicó que esos árboles son Bozonuco, Mara y Penda, que ante la fuerte humedad de estos lugares, son resistentes al aumento del caudal de los ríos.

Por su lado, el vocero de las fundaciones recolectoras de basura, Andrés Mora Valle explicó que estas trabajarán el saneamiento de las citadas cañadas, porque es fundamental para mantener la salud de los residentes en la zona Norte de la Capital.

Sin embargo, observó que los munícipes del sector tienen el compromiso de mantener limpia las cañadas, no arrojando basuras y escombros en lugares inadecuados.

Durante el operativo la Alcaldía contó con la colaboración de las fundaciones Escoba, Fundemapu, Funsaco, Funsazurza,y Focusaguscigua 27.