Unos 300 profesionales que laboran en la firma Claro, algunos de ellos hasta con 30 años de servicio, serían despedidos próximamente por el traslado de República Dominicana a México del corazón de la red y su integración al Proyecto Centro de Operaciones y Servicio Global.

Conocedores del proyecto informaron que el centro de operaciones de la red de República Dominicana va a desaparecer, y que en el país sólo quedarían actividades de campo, como instalaciones, mantenimiento y procesos correctivos físicos.

Dijeron que el proyecto consiste en migrar hacia México todas las operaciones de la red de Claro Dominicana, como datos, móvil, transporte, pre-pago y servicios de valor agregados, entre otros.

Un equipo de técnicos dominicanos, que cuentan con la asesoría de especialistas que llegaron a Claro Dominicana desde el exterior, se concentra en estos momentos en la preparación del proyecto, que sería extendido a otros países del Caribe y Centroamérica.

Indicaron que con la centralización de sus operaciones desde la Nación azteca, Claro se ahorraría recursos financieros, y observaron que por razones legales la compañía de Carlos Sling no pudo implementarlo en Puerto Rico ni Argentina.

Manifestaron que, además de la pérdida de empleos, se registrarán retrasos en resolver las averías, habrá un bajo rendimiento de la red y mala calidad en la conectividad, por las deficiencias del servicio que ofrece Telcel.

Igualmente, República Dominicana no recibirá los beneficios de la transferencia de conocimientos tecnológicos, porque la red va a desaparecer en un 90 por ciento, lo que significa que serán cesanteados alrededor de 300 profesionales que devengan entre 32 mil y 180 mil pesos.

"Se trata de empleos de calidad, como ingenieros en telecomunicaciones, telemarketing, sistema, etc.", que perderán sus empleos y, por consiguiente, dejarán de percibir bonos y los servicios médicos, de riesgos laborales y otros.