SANTO DOMINGO, RD, 18 de abril de 2018.- La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) otorgó el título de "Profesor Honorario" de la Facultad de Humanidades, al poeta y ganador del Premio Nacional de Literatura en el año 2010, Mateo Morrison Fortunato, por su contribución y reconocida labor en los quehaceres de la cultura dominicana.

El rector de la academia, doctor Iván Grullón Fernández, encabezó el acto de reconocimiento, que fue aprobado por el Consejo Universitario, mediante la resolución número 2016-204, y que fue realizado en el auditorio Manuel del Cabral de la biblioteca Pedro Mir.

Grullón Fernández, al pronunciar su discurso central de la actividad, resaltó los aportes hechos por Morrison Fortunato durante muchos años, dentro y fuera de la UASD.

De su lado, el secretario general de la institución, maestro Héctor Luís Martínez, leyó la resolución que le otorga el título de "Profesor Honorario" al Premio Nacional de Literatura.

Su semblanza

En cambio, el decano de la Facultad de Humanidades, maestro Ramón Rodríguez Espinal, leyó una breve semblanza de Morrison, en la que destacó sus cualidades personales y éxitos profesionales alcanzados.

Rodríguez Espinal dijo que el recipiendario estudió en el Centro Latinoamericano y del Caribe para el Desarrollo Cultural y tiene un diplomado en Derecho de Autor y Propiedad Intelectual y otro en Negocios Jurídicos Internacionales. Posee un Máster en Filosofía del Mundo Global, por la Universidad del País Vasco, coordinado por la Dirección de Posgrado de la UASD.

Expresó que ha sido profesor y jurado de la maestría Industrias Culturales y Creativas de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En esa unidad académica impartió la cátedra de Legislación y Derechos Culturales.

Agregó que recibió la distinción Salomé Ureña de Henríquez, otorgada por la Secretaría de Estado de Educación (hoy Ministerio de Educación); fue galardonado por la Cámara de Diputados, por su labor cultural; el Ayuntamiento de Santo Domingo Este lo declaró "Visitante Distinguido" e "Hijo Meritísimo" de ese municipio, entre otros reconocimientos recibidos por instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales.

El decano indicó que ha recorrido diversos lugares del mundo (América, Europa, Asia y África), exhibiendo los valores de la identidad cultural dominicana en diferentes vertientes; más de 40 escritores nacionales e internacionales han escrito acerca de la valoración de su obra literaria y sus aportes a la cultura. En la actualidad es presidente de Espacios Culturales y fundador de la Unión de Escritores Dominicanos, donde ostentó la Secretaría General.

Abundó que el 30 de mayo del 2009 recibió en Ohio el título de "Doctor Honoris Causa" en Humanidades, por la International Writers and Artists Asociation y en febrero del año 2010, recibió el Premio Nacional de Literatura, la más alta distinción que se otorga en vida a un escritor dominicano. En el 2012, el Poder Ejecutivo lo distinguió con la orden de Duarte, Sánchez y Mella, en el Grado de Caballero, por sus aportes a la cultura y los valores patrios.

Informó que ha escrito más de 30 obras, correspondientes a diversos géneros literarios, entre ellos los más recientes: Cultura y Literatura, 2017; Terreno de eros, liquidas formas del gozo, 2017 y Caminar con las palabras, 2017.

Morrison Fortunato llama a corregir males de la sociedad

En tanto, el poeta Morrison Fortunato mostró su satisfacción por la distinción que se le hizo y reconoció que el país ha avanzado en muchos aspectos, sin embargo, dijo que nos falta mucho por mejorar y llamó a las autoridades a luchar para acabar con la delincuencia, la corrupción, los feminicidios y las injusticias, para que los dominicanos tengan una mejor calidad de vida.

Igualmente, llamó a las presentes autoridades del Consejo Universitario para que acepten la propuesta de tomar la idea de hacer realidad la cátedra de Yapi Renot, porque está a pie de la tradición de la solidaridad, la colaboración en honor a un joven poeta y estudiante de Derecho que luchó por este país.

Terminó su intervención con una poesía titulada "Mare la Esperanza", dedicada a su madre, la cual leyó con lágrimas en sus ojos y voz quebrantada, por la pena de su ya fallecida progenitora y otra titulada "Patria", con la que llamó la atención a los jóvenes a que defiendan su país y sigan el ejemplo de los padres de la Patria.

En la actividad estuvieron presentes además de los mencionados, los miembros del Consejo Universitario, los ex rectores, los doctores Fernando Martínez, Julio Ravelo y Porfirio García Fernández , así como profesores y familiares del recipiendario.