SANTO DOMINGO, RD, 12 de enero de 2018.- El Movimiento Periodístico Convergencia y el Movimiento Marcelino Vega (MMV) expresaron este viernes por separado su repudio por la agresión que sufrieron la periodista Albania Flores, reportera de Telemicro y el reportero gráfico Juan Tomás Valenzuela, quien trabaja para el diario elCaribe.

El coordinador del Movimiento Convergencia David R. Lorenzo, expresó que la agresión física y verbal de que fue objeto la joven Flores, por parte de familiares del empresario Angel Rondón, uno de los acusados del caso de soborno por parte de la empresa brasileña Odebrech es castigada por el artículo 311 del Código Penal Dominicano, que estable penas para estos casos, de 6 a 60 días de prisión.

De su lado, al expresar su repudio el Movimiento Marcelino Vega (MMV) condenó la agresión física y verbal y las amenazas de muerte de que fue objeto la periodista Elbania Flores, quien labora en Noticiero Telemicro.

Olivo De León, coordinador general del MMV, calificó de abusiva, intolerante, inexplicable la actitud de parte de parientes del empresario Angel Rondón, uno de los principales personajes ligados al escándalo de soborno de la empresa multinacional Odebrech.

Diariodominicano.com publica a continuación las declaraciones del Movimiento Convergencia y la posición del Movimiento Marcelino Vega.

Convergencia critica agresión a periodistas

El Movimiento Periodístico Convergencia repudió las agresiones de que fueron objetos este sábado, por separado, la periodista del canal 5, de Telemicro, Albania Flores y el fotógrafo del periódico El Caribe, Juan Tomás Valenzuela.

El coordinador del Movimiento David R. Lorenzo, expresó que la agresión física y verbal de que fue objeto la joven Flores, por parte de familiares del empresario Angel Rondón, uno de los acusados del caso de soborno por parte de la empresa brasileña Odebrech es castigada por el artículo 311 del Código Penal Dominicano, que estable penas para estos casos, de 6 a 60 días de prisión.

Lorenzo, quien también es abogado, dijo que la acción también viola el artículo 49 de la Constitución de la República, el 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 19 del pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 1 de la Ley 6132, sobre expresión y difusión del pensamiento, que se refieren a la libertad de expresión y el derecho a la información.

El ex secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y ex presidente del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP) indicó que ve con beneplácito la decisión de Flores de querellarse contra las damas que la agredieron física y verbalmente.

El dirigente gremial también criticó la ruptura de la cámara de que fue objeto el fotógrafo Valenzuela, por parte de dos imputados de asesinar a la señora Natasha Sing, cuando los fotografiaba en la Fiscalía de la provincia de Santo Domingo.

Indicó que el hecho de que los acusados guarden prisión, por medidas de coerción, no los exime de responsabilidad de ser procesados por la agresión que cometieron.

Señaló que mínimamente, a esos reos se les debe imponer sanciones disciplinarias dentro del recinto carcelario donde guardan prisión.

MMV condena agresión y amenazas de muerte contra periodista de Telemicro

El Movimiento Marcelino Vega (MMV) condenó la agresión física y verbal y las amenazas de muerte de que fue objeto la periodista Elbania Flores, quien labora en Noticiero Telemicro.

Olivo De León, coordinador general del MMV, calificó de abusiva, intolerante, inexplicable la actitud de parte de parientes del empresario Angel Rondón, uno de los principales personajes ligados al escándalo de soborno de la empresa multinacional Odebrech.

Explicó que las agresiones y amenazas se produjeron este viernes 12 de enero, cuando Flores se presentó a la Clínica Corazones Unidos a indagar las razones por las cuales fue conducido a ese centro el empresario Angel Rondón, momento en el que varios de sus familiares vociferaron todo tipo de improperios en su contra, la amenazaron con "explotarla" si publicaba las imágenes y las informaciones recogidas allí.

Una mujer delgada se le acercó y la empujó al tiempo que la amenazaba y ordenaba a un agente de la Policía Nacional que la sacara del lugar o no respondía de ella, mientras que otra, más esbelta avanzaba hacia ella con un brazo extendido, señalándola y amenazándola con "explotarla" y romperle la boca.

Cuando la periodista salía de la sala, amedrentada por la cascada de palabras amenazantes y actitudes intolerantes y sin sentido, se encontró con un hijo de Rondón, quien también la amenazó de muerte, según ella misma confesó.

Ante todo esto, el empresario se desmontaba de un vehículo y caminaba silencioso escoltado por varios agentes policiales y otras personas que llenaban todo el espacio de estar del centro clínico.

De León afirmó que con todo esto los agresores se convirtieron en violadores del artículo 49 de la Constitución de la Republica que establece que toda persona tiene derecho a la información, lo que comprende el derecho a investigar, buscar, recibir y difundir información de todo tipo por cualquier medio, canal o vía, sin censura previa.

Sostuvo que ese mismo artículo también establece que todos los medios de información también tienen derecho de acceso a las fuentes noticiosas oficiales y privadas.

Agregó que con su actitud contra la periodista Elba Flores los parientes del empresario Angel Rondón también violaron la ley 6132 sobre la Libertad de Expresión y Difusión del Pensamiento, el Código Penal Dominicano y otros ordenamientos jurídicos, por lo cual tanto Elba Flores como Telemicro están en su derecho de someterlos a la justicia.

El coordinador general del MMV ofreció a Flores toda la solidaridad y el apoyo de ese movimiento y puso a su disposición los abogados de que cuenta para ofrecerle la asesoría jurídica y asistencia necesaria en este caso.

Otras agresiones

De León sostuvo que durante estos últimos meses, varios periodistas han sido objeto de agresiones, intimidaciones y amenazas de muerte, como el caso de un fotógrafo cuya cámara le fue rota durante la cobertura de una audiencia en la fiscalía de Santo Domingo, lo mismo que la periodista Lucy Quisqueya Astacio, de El Seibo, asaltada varias veces, agredida y amenazada de muerte en reiteradas ocasiones por parte de delincuentes de la comunidad donde vive.

Mientras que Hipólito Bautista, corresponsal del periódico El Nacional en Monte Plata, fue amenazado y agredido por una persona que se sintió afectada por una publicación del periodista, ante lo cual tanto la fiscalía de esa provincia como la comandancia policial permanecieron indiferentes.