Islamabad, 4 dic (PL) El primer ministro pakistaní, Shahid Khaqan Abbasi, recibió hoy al secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, con quien analizó el estado de las relaciones bilaterales, resentidas por recientes declaraciones de Washington contra este país.

Al término del encuentro, una declaración del gobierno de Islamabad destacó que la visita de Mattis tiene el objetivo de buscar 'puntos en común para crear una relación positiva, coherente y de largo plazo' entre ambas naciones.

A la cita asistieron también los titulares pakistaníes de Defensa, Khurram Dastgir; de Asuntos Exteriores, Khawaja Asif, y del Interior Ahsan Iqbal, así como el asesor de Seguridad Nacional, Nasser Khan Janjua, y el director general del servicio de inteligencia, Naveed Mukhtar.

Según el texto, Abbasi reiteró la necesidad de encontrar una solución negociada al conflicto en Afganistán, donde los talibanes y grupos armados controlan el 40 por ciento del territorio nacional, pese a la presencia de miles de soldados norteamericanos y de otras naciones.

Este sábado al ser interrogado sobre si presionaría a las autoridades de Islamabad para que actúen contra los extremistas en el país, Mattis destacó que 'esa no es la forma en que trato los problemas'.

Precisamente, las relaciones entre ambos aliados durante la Guerra Fría se congelaron en los últimos meses a raíz de las acusaciones del presidente Donald Trump por la supuesta presencia de radicales en este país.

Las declaraciones de Trump y sus amenazas de aplicar medidas levantaron una ola de críticas tanto en el gobierno como en la oposición de Pakistán.

En ese sentido, diversos políticos nacionales recordaron que la violencia que sufre el país está vinculada al respaldo de Islamabad a la campaña de Washington contra los soviéticos en Afganistán en la década de los 80 del pasado siglo. En esa época, Pakistán se convirtió en un hervidero de extremistas islámicos que partían a la vecina nación a combatir.

Las molestias aquí se incrementaron en octubre, durante la visita a la región del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, quien insistió en la tesis de Trump.

Los ataques terroristas en Afganistán no se planifican ni se ejecutan desde nuestro territorio y lo dejamos claro a la delegación norteamericana, afirmó entonces el canciller Khawaja Asif.

'¿Quién es responsable de todos los problemas que existen en el territorio afgano? ¿Dónde están las fuerzas de la coalición cuando un camión (cargado de explosivos) alcanza con éxito su objetivo en el corazón del país y explota?' preguntó.

'La declaraciones de Tillerson parecen la de un virrey antes de visitar un país', denunció por su parte el presidente del Senado pakistaní, Raza Rabbani.