SANTO DOMINGO, RD, 12 de septiembre. Economistas, abogados, sindicalistas y funcionarios públicos coincidieron el lunes en la necesidad de que se modifique el Sistema de Pensiones Dominicano, tras considerar que en el formato actual no garantiza la participación de toda la empleomanía, y que las tasas de reemplazo son las más bajas de la región.

Durante los debates de la segunda parte del Diálogo para la Acción (DIA) "Seguridad social: reformas necesarias", que organiza el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), los participantes propusieron un sistema mixto en que el Estado garantice la pensión a todos los trabajadores, y las cotizaciones en las Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP) sea opcional.

El abogado experto en materia laboral, Rafael Alburquerque dijo que el sistema de capitalización individual ha tenido graves problemas. Enfatizó en que cuando se discutió la ley 87-01 él era ministro de Trabajo y desde ese momento calificó la propuesta del sistema de seguridad social como un "negocio asegurado". El pasado vicepresidente de la República cuestionó si la sociedad dominicana estaría dispuesta a permitir que el Estado garantice la salud y las pensiones por la vía de los impuestos.

En tanto que la economista Magdalena Lizardo expresó que no se puede evaluar la seguridad social de una manera aislada a lo que pasa con todo el entorno de funcionamiento de la economía y de políticas. Dijo que se tomará tiempo transformar el mercado laboral para garantizar la adecuada aplicación de la Ley 87-01. Recomendó una mejor reasignación de los recursos para las AFP y el establecimiento de un piso base para garantizar pensiones a los trabajadores.

Mientras, el economista Ernesto Selman, vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), manifestó su oposición al establecimiento de un sistema de reparto al considerarlo como fallido en los países donde se aplica, entre los cuales citó a Estados Unidos, Costa Rica, Uruguay, Italia, Francia y Holanda. Recomendó hacer cambios y reformas en la economía para ampliar la cobertura y que las tasas de reemplazo puedan aumentar. Concluyó que el problema no es el Sistema de Pensiones sino las políticas públicas, económicas y sociales del Estado.

El debate

El superintendente de Pensiones, Ramón Contreras, recomendó que se aumente la tasa de reemplazo de un 8% a un 12%, además propuso que la edad de retiro sea elevada a 65 años. Dijo que la Superintendencia de Pensiones propone la creación de un proyecto de ley que garantice el seguro de salud a los pensionados.

Al responderle, el diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Ramón Cabrera, consideró que el sistema debería ser de reparto y de capitalización individual, no exclusivamente de este último. "Debe haber un sistema multipilar o mixto integrado que proteja al trabajador de bajos ingresos sin sacar a las AFP del negocio. En ese sentido, el legislador propuso que el empleado tenga una pensión base que aportará el Estado con las contribuciones de todos y que las cotizaciones a las AFP sean complementarias.

Al expresarse en ese sentido, Matías Bosch, cientista social, precisó que la forma en que está estructurado el Sistema de Pensiones va en contra de las leyes de libertad económica que plantea el capitalismo, "al final esto se ha convertido en un negocio lucrativo de los bancos", afirmó. En cambio, dijo que las AFP deben seguir existiendo, pero de manera voluntaria.

El presidente de Consejo Nacional de Unidad Sindical, Rafael ?Pepe- Abreu, indicó que el Estado debería garantizar la pensión mínima a quienes no alcancen el monto total de cotizaciones, no las AFP. Deploró que los gobiernos no hayan utilizado los fondos de pensiones para la construcción de viviendas, creación de empleos y dinamización de la industria. Abreu favoreció el establecimiento de un sistema de reparto tras considerar que en ningún país en el que se aplica la capitalización individual de los fondos de pensiones ha sido exitoso.

El ingeniero Eduardo Estrella cerró el debate con la propuesta de que se establezca una Ley de Responsabilidad y Transparencia Fiscal que establezca un tope al Estado para seguir endeudándose, porque se utilizan los fondos de pensiones para honrar esas deudas.

La universidad organiza el Diálogo INTEC para la Acción (DIA) de manera trimestral con el objetivo de crear un espacio de debate y dirigido a la identificación de propuestas sobre temas relevantes de todos los ámbitos, que se realice de forma plural y con impacto en la comunidad académica, socioeconómica y política.

Este encuentro se realizó en la Sala Julio Ravelo de la Fuente de la Biblioteca Emilio Rodríguez Demorizi bajo la coordinación del pasado rector Rafael Toribio y con la participación de Alessandro Legrottaglie, representante del Banco Mundial en el país, quien puso a disposición los expertos de ese organismo para buscar una solución al tema de las pensiones.