La Habana, 13 feb (Prensa Latina) La creciente expansión de la epidemia del coronavirus ya

causó la suspensión o aplazamiento de importantes eventos del mundo del deporte, con un

efecto dominó que inquieta a los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de

Tokio.

Con más de mil 300 personas muertas, la pandemia mantiene en vilo a los directivos del Comité

Olímpico Internacional ante el temor de un empeoramiento de la situación, a seis meses de la

inauguración de la principal cita bajo los cinco aros, el 24 de julio.

El presidente de la villa olímpica, Saburo Kawabuchi, reconoció la preocupación por la

enfermedad y su alta tasa de infección, pero recordó que el virus es susceptible a la humedad

y el calor.

'La temporada de lluvias en Japón podría derrotar al virus', argumentó poco después que las

autoridades niponas confirmarán el fallecimiento de una mujer contagiada con la enfermedad, la

primera víctima mortal en Japón por esta causa.

En ese sentido, el Gobierno nipón aplicó distintas medidas destinadas a contener la

propagación de coronavirus como prohibir la entrada al país de personas que hayan viajado

recientemente a la ciudad china de Wuhan, epicentro de la epidemia, y aún contemplan

extender esas restricciones a otras regiones del vecino país.

Además, los responsables de las Olimpiadas crearon un grupo de trabajo con el objetivo de

analizar la situación y tomar las medidas necesarias para garantizar unos Juegos Olímpicos

seguros para atletas y público, explicó el titular del Comité Organizador, Tshiro Muto.

El primer deporte en recibir el impacto de la enfermedad fue el fútbol con el aplazamiento de la

Superliga china, de la Liga de Campeones de Asia, la justa de clasificación al Mundial de Qatar

2022 y el proceso de cuarentena que pasa la selección femenina de China desde enero.

Más tarde, la Federación Internacional de Baloncesto decidió trasladar el Preolímpico para

damas de la urbe china de Foshan, del 6 al 9 de febrero, a Belgrado.

Tampoco escapó a la pandemia, el Campeonato Mundial de atletismo en pista cubierta a

efectuarse en Nankín (China), del 13 al 15 de marzo, reprogramado para marzo de 2021 por la

Federación Internacional de la disciplina.

A esa lista se unen los Grandes Premios de Fórmula E y Uno, a celebrarse en Shanghái, en

marzo y abril, respectivamente, las etapas de las World Series de natación en Beijing el

venidero mes y el Mundial de nado sincronizado en abril, también cancelados, y certámenes de

bádminton, ciclismo, boxeo, esquí, lucha y golf.

Los deportistas chinos también sufren las consecuencias de la situación sanitaria, al no poder

acudir a diferentes campeonatos, cuando en muchos casos necesitan participar en busca de

una plaza olímpica.

Una muestra de ello ocurrió en el Grand Slam de París de judo, efectuado los días 8 y 9 del

actual febrero, al cual no pudieron concurrir los representantes del gigante asiático.