Seúl, 7 nov (Prensa Latina) Cuba venció hoy aquí 3-2 a Australia en 10 entradas y mantuvo vivas sus aspiraciones de pelear por un boleto olímpico en el torneo de béisbol Premier 12.

Un elevado de sacrificio de Yurisbel Gracial con las bases llenas dejó tendidos en el terreno a los 'Aussies', en un duelo decidido por la regla de desempate Schiller (que coloca dos corredores en circulación) y que contó con el protagonismo de los relevistas de la isla caribeña, en particular del veloz zurdo Liván Moinelo, ganador del crucial choque. En la segunda jornada del grupo C, ambos equipos llegaron al estadio Gocheok Sky Dome en un partido de vida o muerte, tras caer la víspera por blanqueada, los cubanos 3-0 ante Canadá y los australianos 5-0 frente a los locales sudcoreanos.

La selección del manager de la mayor de las Antillas, Miguel Borroto, para iniciar el juego, el derecho Bladimir Baños, no lo pudo hacer peor, y necesitó la ayuda en el mismo primer capítulo del también diestro Lázaro Blanco, después de permitir dos imparables y otorgar un boleto, sin retirar a rival alguno.

Blanco evitó que los visitadores anotaran y se enfrascó en un duelo a ceros con el abridor contrario Joshua Guyer hasta la parte baja del quinto inning, cuando Cuba tomó el mando por sencillo impulsor del mejor bateador caribeño del Premier 12, el inicialista Yordanis Samón, y otra propulsada por el receptor Yosbany Alarcón con una rolata.

Sin embargo, Australia ripostó ante Blanco en la parte alta de la sexta entrada y emparejó las acciones, gracias a un jonrón solitario del hombre proa, el patrullero Timothy Kennelly, y un hit empujador del torpedero Wade Logan, una conexión sin fuerza que encontró espacio en los jardines ante el segundo relevista cubano, el derecho Freddy Asiel Álvarez.

A partir de la paridad 2-2 en la pizarra del desierto Gocheok Sky Dome, solo 252 personas pagaron el boleto, nadie más volvió a pisar el plato hasta la parte baja de la décima entrada, en un partido que duró tres horas y 15 minutos.

El montículo por los triunfadores los escalaron como apagafuegos Blanco (cinco y un tercio y dos anotaciones toleradas), Álvarez (uno y dos tercios), Raidel Martínez (un capítulo) y Moinelo (dos innings perfectos), los dos últimos pitchers apoyados en rectas de 95 millas por hora.

Por los perdedores trabajaron después del abridor Guyer (cuatro entradas), Peter Moylan (tres), Ryan Searle (dos), Joshua Tols (no sacó out y cargó con el revés) y Luke Wilkins (dos tercios).

Con el madero brillaron por la isla caribeña Samón, de 4-3 y un remolque, y el patrullero central y primer bate Roel Santos, de 5-2, mientras por los australianos lo hicieron Kennelly, de 5-2 y un jonrón, y Logan, de 4-2 y un compañero propulsado.

Más tarde se enfrentarán en el mismo escenario Canadá y Sudcorea, para dejar el camino listo de cara a la jornada de mañana, que definirá los dos boletos para la súper ronda de Japón, a la cual avanzarán los dos primeros equipos de cada uno de los tres grupos, selecciones de las que saldrán los dos cupos en juego para el béisbol olímpico en Tokio-2020.

Los choques del viernes lo protagonizarán Australia y Canadá a primera hora y Cuba frente a los locales en el horario estelar.