Toronto, Canadá, 11 jun (Prensa Latina) El alero Kevin Durant, de Golden State Warriors, se someterá hoy a una resonancia magnética en su pierna derecha para definir la magnitud de la lesión que sufrió anoche en la final de la NBA.

El Jugador Más Valioso de las dos pasadas discusiones del título debió abandonar la duela a pocos minutos después iniciado el segundo cuarto del juego cinco ante Toronto Raptors, tras acumular 11 puntos y tres triples sin fallos, y no pudo regresar más en lo que restó de encuentro.

En dramático final, el equipo californiano se impuso con cerrado marcador de 106-105 y la serie, ahora 3-2 favorable al cuadro canadiense, regresará al Oracle Arena, de Oakland, para el duelo seis el próximo jueves.

Durant publicó en su cuenta de Instagram un mensaje en el que reconoció que 'me duele el alma, no lo puedo negar, pero ver a mis hermanos ganar el partido fue como tomar un tequila, me dio una nueva vida'.

El jugador de 30 años se lesionó la pantorrilla derecha el 8 de mayo frente a los Houston Rockets, en las semifinales de la Conferencia Oeste, y desde entonces no ha podido ayudar a sus compañeros a luchar por el tercer título consecutivo de la Liga.

Luego de las derrotas en los juegos tres y cuatro, que pusieron contra la pared a Warriors, con balance de 1-3, el entrenador Steve Kerr decidió utilizar al alero en el choque de ayer, toda vez que pudo participar en las prácticas del domingo y de la mañana del lunes, aunque con molestias.