Brasilia, 9 feb (PL) Fuera de peligro se registran hoy dos de los tres jóvenes atletas del club de fútbol Flamengo que resultaron heridos durante un incendio el viernes en el centro de entrenamiento Nido del Urubu, en el barrio Vargem Grande, Río de Janeiro.

Autoridades del hospital Vitória, en la region Barra da Tijuca, donde están internados Cauã Emanuel, de 14 años, y Francisco Diego, de 15, confirmaron que el estado de salud de los deportistas no se reporta de grave.

Los dos inhalaron mucho humo durante la deflagración que acabó con la vida de 10 jóvenes promesas (menores de 18 años) del fútbol que vieron interrumpidos sus sueños.

El incendio en el centro de entrenamiento del Flamengo es la peor tragedia vivida por un club de Río.

A la hora del fuego, 26 atletas dormían en la ciudad deportiva. Tres resultaron heridos y 13 lograron escapar. El estado más grave es de Jonatha Ventura, de 15 años.

Fuentes del Instituto Médico Legal regional indicaron que el estado de carbonización de los restos de los jóvenes fallecidos en el incendio dificulta su identificación.

Por el momento solo pudieron ser identificadas cuatro de las víctimas y el reconocimiento de las otras seis puede depender de exámenes de las placas dentarias o análisis de ADN.

Fueron identificados los restos de Arthur Vinícius de Barros, Bernardo Pisetta, Pablo Henrique da Silva Matos y Víctor Isaías.

Falta por reconocer los de Athila Paixao, Gedson Santos, Christian Esmério, Jorge Eduardo Santos, Rykelmo de Souza Vianna y Samuel Thomas Rosa.

'Es muy pronto para decir si fue por la red, pero habría sido una falla en un aparato de aire acondicionado', dijo a la prensa el vicegobernador de Río de Janeiro, Claudio Castro. Sin embargo aún no existe una conclusión definitiva sobre las causas de la tragedia.

mv/ocs