12 de enero (MLB.com).- Una de las rarezas de la temporada del 2018, la cosa más extraña y una a la que nunca me acostumbré, fue a ver a Andrew McCutchen y Evan Longoria con el uniforme de los Gigantes. Ambos eran leyendas en sus equipos previos -McCutchen fue el JMV de la L.N. con los Piratas y Longoria sigue siendo el pelotero más importante de los Rays- y de repente, ahí estaban ambos con su franela de San Francisco.

Así que, pensando en eso, y recordando casos similares en el pasado como Nomar Garciaparra con el uniforme de los Cachorros o Mike Piazza en el de los Marlins, aquí están cinco jugadores a los que seguramente nos tomará tiempo acostumbrarnos a verlos en su nueva casaca.

Michael Brantley, Astros

Brantley jugó toda su carrera en Cleveland, pasando de ser un cotizado prospecto y luego un prospecto decepcionante a un candidato al JMV y más tarde a un jugador que siempre se lesiona y de regreso a estelar nuevamente. Lo peculiar aquí es que Brantley ahora estará en los Astros, por lo que hay una buena posibilidad de enfrente a los Indios en la postemporada.

Robinson Canó, Mets

Este caso tiene un pequeño asterisco, porque la verdad mucha gente no se acostumbró a ver al dominicano vestido con la franela de los Marineros tras pasar todo ese tiempo en los Yankees, a pesar de que estuvo cinco campañas en Seattle. Estará bajo contrato con los Mets por otras cinco y quizás al final de ese pacto dejemos finalmente de pensar en él con el uniforme a rayas de los Yankees.

Paul Goldschmidt, Cardenales

Por casi una década, Goldschmidt era la constante cuando uno veía a los D-backs. Quizás lo más raro de verlo ahora en San Luis, y otra cosa con la que tocará familiarizarse, es que no estará usando el 44, su número en Arizona todos esos años. Ahora será el 46. ¿Por qué? Porque nunca quiso el 44: "Yo usé el 44 porque fue el que me pusieron en el locker", dijo hace poco. Ahora tomó el 46 porque no quería quitarle el 44 a Luke Gregerson.

Yasiel Puig, Rojos

Tras haber traído a Matt Harvey desde Nueva York, los Rojos ahora sacaron al cubano Puig de L.A. Emociona pensar en verlo dar jonrones hasta el Río Ohio, aunque puede imaginarse que su particular estilo de juego podría no sentar muy bien con algunos de los narradores del equipo. Y esos colores se le verán rarísimo.

Su compañero de equipo, Matt Kemp, también nos hará abrir y cerrar los ojos un par de veces, pero ya lo han cambiado antes así que estamos acostumbrados.

Troy Tulowitzki, Yankees

Los Yankees tienen una larga historia de peloteros que se hicieron un nombre con otros equipos antes de llegar al Bronx y lucir bien, pero hay algo de Tulowitzki que sobresale. Quizás es porque sus últimas dos camisetas, en Colorado y Toronto, eran súper coloridas. ¿Cómo se verá ahora con los clásicos colores de los Bombarderos?

En todo caso, amigos, estemos claros en algo: cuando nos hayamos acostumbrado a ver todos estos jugadores en sus nuevos uniformes ya habrá llegado la temporada de cambios en julio... y tendremos que pasar por lo mismo otra vez.