BUENOS AIRES, 10 dic (Xinhua) -- La Policía de Buenos Aires arrestó hoy al menos a 24 personas en la zona central del Obelisco, durante los festejos de aficionados del equipo argentino de fútbol River Plate, luego de que el domingo obtuvo el título de la Copa Libertadores de América.

La entidad reportó que los delitos imputados a los detenidos son "hurto, daños y resistencia a la autoridad".

De acuerdo con el reporte, se registraron además cuatro policías con lesiones, mientras que una ambulancia que participaba en el operativo fue destrozada a pedradas.

Se practicaron también 42 actas por venta indicada de bebidas alcohólicas al incautarse 1.400 latas de cerveza, así como tres actas por comercializar alimentos en mal estado.

El vicejefe de Gobierno de Buenos Aires a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, remarcó que "los festejos fueron muy tranquilos y en paz hasta pasada la medianoche (del domingo), cuando algunos inadaptados hicieron desmanes".

"Por eso hubo detenidos por robo y por arrojar piedras en la avenida 9 de Julio. Tuvimos algunas pintadas en el Obelisco y desde anoche está el equipo de Espacio Público limpiando la avenida", señaló.

Miles de aficionados "millonarios" (simpatizantes del River Plate) se congregaron en la zona del Obelisco, escenario habitual de festejos futbolísticos, para celebrar el triunfo de 3-1 sobre el Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu, en la ciudad española de Madrid.

El equipo River Plate se impuso por un marcador global de 5-3, ya que previamente empató 2-2 en la primera final jugada el 11 de noviembre pasado en el estadio de La Bombonera en Buenos Aires.

El 24 de noviembre, el autobús que trasladaba a los integrantes del Boca Juniors al estadio Monumental del River Plate en Buenos Aires, fue apedreado por aficionados "millonarios" antes del partido de vuelta.

Dos jugadores "xeneizes" (Boca Juniors) sufrieron lesiones oculares, entre ellas el capitán Pablo Pérez, por lo que el encuentro fue suspendido.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) resolvió quitarle la localía al River y mudar la final a la ciudad española de Madrid, donde finalmente el domingo se llevó a cabo la segunda final.

El equipo dirigido por Marcelo Gallardo (River Plate), quien no pudo dar indicaciones a su jugadores en el estadio por una suspensión de la Conmebol, ganó su cuarto título (1986, 1996, 2015 y 2018) en el máximo certamen continental a nivel de clubes.

El conjunto se clasificó además para el Mundial de Clubes de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) que se desarrollará del 12 al 22 de diciembre en los Emiratos Arabes Unidos.