AFP / Franck Fife

El logo del París Saint-Germain en la zona ultra del estadio Parque de los Príncipes, en París, el 2 de noviembre de 2018

Del 2013 a la primavera de 2018, la célula de fichajes del PSG mencionó criterios étnicos en sus fichas de evaluación de jóvenes jugadores, clasificándolos de "francés", "magrebí", "africano", reveló este jueves Mediapart en el marco de Football Leaks, una información confirmada a la AFP por una fuente interna del club.

Esta última precisó la apertura de una "investigación interna".

Hasta la primavera boreal de 2018, una casilla "origen" figuraba en los formularios destinados a supervisar las potenciales incorporaciones. Por "francés, habría que haber escrito blanco. Sobre todo porque todos los jugadores que se recomendaban eran franceses. El PSG no quería que fichásemos jugadores nacidos en África porque nunca se puede estar seguro de su fecha de nacimiento", cuenta a Mediapart Serge Fournier, presentado como ojeador del PSG en la región de Normandía.

Mediapart publica un informe de una reunión interna descrita como "agitada" en marzo de 2014 citando declaraciones a uno de los ojeadores de la época, Marc Westerloppe: "hace falta un equilibrio sobre la diversidad, demasiados jugadores de las Antillas y africanos en el PSG".

AFP / Anne-Christine Poujoulat

Los jugadores del París Saint-Germain durante una sesión de entrenamiento el 19 de octubre de 2018 en el Camp des Loges, en Saint-Germain-en-Laye, a las afueras de París

Esa declaración habría suscitado un gran impacto entre los demás presentes en la reunión, lo que llevó a la dirección a convocar a Marc Westerloppe a una entrevista previa a una sanción el 27 de junio de 2014. Pero no habría sido finalmente sancionado.

Preguntado por Mediapart, el PSG encargó al antiguo diputado por el Partido Socialista francés y presidente de SOS racismo Malek Boutih que saliese al paso de esas revelaciones. Según Malek Boutih, sobre el "fichaje étnico", "hay un problema real. No hubo voluntad de Omertá. (La dirección) no estaba al tanto de la existencia de estos formularios".

Sobre Marc Westerloppe, "nadie aportó el menor elemento, nadie confirmó las palabras", asegura Malek Boutih.