LOS ANGELES, 17 de octubre, - El Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el miércoles contra los Cerveceros podría ser la última presentación de Clayton Kershaw vistiendo el uniforme de los Dodgers, si es que Los Angeles no logra pasar a la Serie Mundial.

Kershaw, considerado por muchos el mejor lanzador de su generación, tiene la opción de salirse de los últimos dos años (unos $70 millones) del contrato de siete años y US$214 millones que firmó previo a la temporada del 2014.

Kershaw, de 30 años, afirma que aún no decide qué hará al finalizar la presente postemporada de los Dodgers.

"Aún no tomo decisión alguna", dijo Kershaw el martes. "Tengo entendido que uno tiene 10 días después de la Serie Mundial. Entonces, deben de ser unos 10 días bien movidos".

Hace tres años, otro lanzador de los Dodgers decidió salirse de su pacto a largo plazo con Los Angeles. En el invierno del 2015-16, Zack Greinke declinó los US$71 millones por tres años que quedaban en su acuerdo con los Dodgers, para luego firmar por seis temporadas y US$206.5 millones con los Diamondbacks.

Sin embargo, Greinke no había sido desarrollado por los Dodgers y lanzó apenas tres campañas con los azules. En cambio, Kershaw ha pasado toda su vida en el béisbol profesional con Los Angeles.

"Estoy increíblemente agradecido", dijo Kershaw. "Estoy agradecido de haber podido permanecer aquí tanto tiempo. Fui elegido en el draft (por los Dodgers) a los 18 años. Llegué (al equipo grande) a los 20. De los 20 a los 30, son muchos años de crecimiento. Me he casado, he tenido hijos y he jugado mucho béisbol. La verdad es que me he hecho un hombre en esta ciudad".

Con 153 victorias, cinco títulos de efectividad, tres lideratos de ponches y múltiples veces encabezando su liga en categorías como EFE+, FIP, WHIP y ponches por cada nueve entradas, son bien ganados los tres Premios Cy Young y el galardón al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en su haber.

Y ahora, en su sexta postemporada con los Dodgers, ésta bien podría ser su última oportunidad de ganar una Serie Mundial con el único equipo al que ha pertenecido en el béisbol.

"Uno trata de tomarlo año por año", expresó Kershaw. "Creo que lo más importante es estar en posición de hacerlo. Estoy agradecido de haber estado en un equipo que ha sido así de bueno por tanto tiempo. Sé que muchos jugadores no tienen esa oportunidad".

De su parte, el manager Dave Roberts afirma que no ha pensado mucho más allá de esta postemporada. Pero nadie puede negar que existe la posibilidad de una vida en Los Angeles sin Clayton Kershaw por primera vez desde el 2007.

"Ahora que me lo mencionan, sé que es una realidad", dijo Roberts. "Para mí, sólo pienso en (el Juego 4 del martes) y (el miércoles) con Clayton lanzando para nosotros".

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.