Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 15 may (Xinhua) -- Una delegación boliviana compuesta por 60 deportistas y siete entrenadores retornó a Bolivia luego de recibir un exigente entrenamiento de casi tres meses en China, mentalizados y motivados para coronar éxitos en los XI Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018.

Se trata de la tercera delegación de atletas bolivianos que viaja a China, jóvenes de 17 a 26 años, de seis disciplinas no tradicionales en Bolivia que recibieron instrucción deportiva en centros de alto rendimiento en la provincia china de Hunan (sur), con miras a los Juegos Suramericanos que se efectuarán en Cochabamba del 26 de mayo al 8 de junio.

Los 60 deportistas, que retornaron a Bolivia la noche del lunes tras 72 días de concentración en China, entrenaron en doble turno durante seis días de la semana en las disciplinas de balón mano, tenis de mesa, canotaje, remo, bádminton y gimnasia trampolín.

"Hemos recibido una gran amistad, cariño, gentileza y respeto de los anfitriones que nos han hecho sentir en China como en nuestra casa. Los atletas bolivianos están motivados para cosechar éxitos en los Juegos Suramericanos", dijo el jefe de misión de la delegación boliviana, Evans Lionel Pinto, en entrevista con Xinhua.

Agregó que el principal objetivo de esta incursión al país asiático se cumplió al superar el nivel nativo de entrenamiento y que ahora se fijaron como reto conseguir éxitos en la competencia regional de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

Lo más destacable por Pinto de esta travesía de 72 días fue la preparación técnica, física y psicológica que recibieron los atletas bolivianos por parte de los entrenadores chinos.

La delegación fue recibida por representantes del Ministerio de Deportes de Bolivia y por el consejero económico y comercial de la embajada de China en Bolivia, Wang Ruigang, quien destacó la amistad de ambas naciones y consideró que esta clase de emprendimientos, a través de la cooperación deportiva, es muy importante en la relación bilateral.

Tras pisar suelo boliviano, los deportistas no dejaron de expresar su alegría por reencontrarse con sus seres queridos, y lo primero que hicieron en sus declaraciones a periodistas fue agradecer a China por hacer posible el progreso en su formación deportiva.

Uno de los que reconoció la contribución de China fue Yasmani Crespo, entrenador del equipo de remo, quien manifestó que los deportistas están motivados por conseguir éxitos en la competición internacional.

Según Crespo, en las prácticas se consiguieron superar las marcas nacionales, por ejemplo, en la disciplina de kayak que se consiguió disminuir en 30 segundos su máximo tiempo en la cobertura de remo en 1.000 metros logrado en los últimos Juegos Bolivarianos.

Similar criterio expresó Andrea Belén, de 17 años, del equipo de tenis de mesa, quien resaltó su preparación porque le tocó conocer la técnica y estrategia chinas, país potencia en este deporte.

"Estar en China ha sido muy importante, especialmente en nuestra disciplina porque China en tenis de mesa es una potencia mundial, hemos mejorado bastante en la técnica y velocidad", añadió.

Explicó que su formación consistió en tácticas nuevas de enfrentar al contrincante en varios campeonatos que se realizaron en ese país. "Ahora puedo decir que estoy mucho más preparada para competir en cualquier torneo internacional y sacar adelante el nombre de Bolivia", enfatizó.

Por su parte, Diego Avila, de 23 años, también de tenis de mesa, reconoció el alto nivel de preparación que tienen los deportistas de esta disciplina en China.

"Los deportistas ahora debemos demostrar lo que hemos aprendido. Considero personalmente que subí de nivel en la técnica, pero tenemos que seguir trabajando intensamente para mejorar y conseguir satisfacciones para el país", expresó.

Claudia Pinto, de 24 años, de la disciplina de balonmano, destacó su formación en las tácticas en equipo, ya que en esta área en Bolivia no se cuenta con entrenadores profesionales.

Con la preparación en China de este tercer grupo de atletas bolivianos concluyó el programa bilateral de cooperación deportiva, el cual benefició a más de 350 deportistas nacionales, entre atletas y entrenadores. Fin