MLB, 7 de diciembre, - En plena competencia por los servicios de Shohei Ohtani, los Marineros y los Angelinos hicieron cambios por separado el miércoles para poder aumentar sus ofertas al fenómeno japonés que tanto lanza como batea.

Seattle y Los Angeles, en canjes con los Mellizos, adquirieron US$1,000,000 cada uno en dinero destinado para firmas internacionales. Fueron movimientos claramente diseñados para poder ofrecerle más a Ohtani, de 23 años de edad.

Estos cambios han separado a los Angelinos y los Marineros del resto. Seattle cuenta ahora con US$2.557 millones para ofrecerle a Ohtani, la segunda mayor cantidad entre los siete "finalistas" en la contienda por firmarlo. Los Angelinos están en el tercer lugar ahora con US$2.315 millones. Los Rangers (US$3.535) siguen siendo los líderes.

De su parte, los Cachorros, Dodgers, Padres y Gigantes cuentan con apenas US$300,000, ya que se excedieron en los gastos durante el último período de firmas internacionales.

Si Ohtani elige firmar con un equipo que no sea Angelinos o Marineros, el dinero adicional que adquirieron dichos clubes podría usarse para firmar a otros jugadors internacionales. Ohtani es visto como el gran premio, pero hay otros jugadores en el mercado, como los que quedaron en libertad tras las infracciones de los Bravos en el proceso de sus firmas.

Los Mellizos aprovecharon la "puja" por Ohtani para adquirir desde los Angelios al décimo mejor prospecto de los Marineros, David Bañuelos, y al quinto mejor de los Angelinos, el jardinero Jacob Pearson. Minnesota tenía dinero para firmas internacionales y, específicamente, Ohtani, pero se le informó la semana pasada que no era uno de los finalistas. Con US$3.245 millones disponibles, los Mellizos decidieron que era mejor gastar US$2,000,000 por dos prospectos elegidos en el draft del 2017 y más fáciles de evaluar que un joven de 16 años en el mercado internacional.

El canje que hicieron los Marineros es el segundo que ha realizado el gerente general de Seattle, Jerry Dipoto, para aumentar su oferta a Ohtani. El primero fue cuando envió al lanzador brasileño Thyago Vieira.

Del lado de los Angelinos, el equipo agregó US1.21 millón el 30 de noviembre en un cambio con los Bravos. El gerente general de Los Angeles-Anaheim, Billy Eppler, reconoció en ese momento que dicho canje tenía el objetivo de fortalecer la oferta a Ohtani.

"El cambio nos pone en una mejor posición para perseguir a Shohei Ohtani", dijo Eppler la semana pasada. "El dinero fue adquirido con un ojo puesto en eso".

Sin embargo, el dinero no parece ser el tema principal para Ohtani, dado que el joven pudo haberse quedado en Japón y esperado dos años más para ser un agente libre internacional y sin restricciones. Pero los equipos creen que puede ser un factor importante, ya que siguen moviéndose para poder aumentar sus ofertas.