DETROIT, 25 de sep, - El primera base venezolano de los Tigres, Miguel Cabrera, tiene dos hernias discales en la espalda y está en duda que pueda jugar de nuevo esta temporada.

Una resonancia magnética practicada el domingo reveló la lesión, de acuerdo con el manager Brad Ausmus.

"Tiene hernias en dos discos. El tratamiento está por determinarse", dijo Ausmus.

Qué camino se escogerá en ese sentido es lo que determinará si Cabrera puede volver a jugar esta campaña. Ausmus no descartó esa posibilidad y dijo que Cabrera viajará con el equipo a Kansas City para la venidera serie ante los Reales.

"Me imagino que si juega, sería como designado", dijo Ausmus.

El tratamiento podría incluir inyecciones, pero Ausmus -quien sufrió de problemas similares en la espalda en la parte final de su carrera- dijo que es poco probable que Cabrera pase por el quirófano.

Originalmente, Cabrera quería practicarse la resonancia magnética en Miami una vez que terminase la temporada. Pero los recurrentes problemas en la parte baja de la espalda adelantaron las cosas.

Cabrera siempre ha dicho que quiere terminar la temporada jugando, a pesar de sus problemas en el plato. Tanto su promedio de .249 como su OPS de .728 son los más bajos de su carrera, y los 16 jonrones serían la menor cantidad desde su campaña de novato en el 2003, un año que empezó en las menores.

Cuando le preguntaron si Cabrera se beneficiaría jugando menos en la primera base, Ausmus contestó: "No sólo creo que se beneficiaría, sino que creo que probablemente eso es lo que pasará. Pero obviamente esa no es mi decisión".

Ausmus también dijo que Cabrera ha mencionado que planea alterar su plan de trabajo durante la temporada muerta, para enfocarse en ejercicios que le permitan fortalecer la espalda.

"Hay ejercicios diseñados especialmente para fortalecer los músculos que van alrededor de las vértebras y ayudan a estabilizarla y así no poner tanto peso en los discos", dijo el manager.