En virtud de la medida, Antonio De Osorio obligó a los residentes en pueblos de la costa norte a desplazarse al sur, como una forma de evitar que contrabandearan cueros y otros bienes con comerciantes holandeses e ingleses que tocaban las costas de la isla.

Por HTN

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 19 de Mayo de 1605, el Gobernador español Antonio de Osorio ordenó lo que se conoce en la historia de la colonia de Santo Domingo como las devastaciones de Osorio.

En virtud de la medida, Antonio De Osorio obligó a los residentes en pueblos de la costa norte a desplazarse al sur, como una forma de evitar que contrabandearan cueros y otros bienes con comerciantes holandeses e ingleses que tocaban las costas de la isla.

Cuando dispuso la medida, el Gobernador Antonio De Osorio perdonó a los ciudadanos que estaban condenados por contrabando y les ordenó que abandonaran sus lugares de residencias en un plazo de 24 horas. Vencido el plazo, ordenó quemar los bohíos, ranchos, iglesias, sembrados y otras cosas que se estimaran de valor.

Para ejecutar las cédulas de despoblación, el Gobernador Antonio De Osorio contó con el apoyo de 150 soldados de la guarnición de Puerto Rico, enviados por disposición de la monarquía de España.

Con la violencia de las devastaciones de Antonio De Osorio fueron despobladas Puerto Plata, Montecristi, Yaguana y Bayahá, donde los vecinos se levantaron contra la medida y se alzaron con el señor Hernando de Montoro, que había sido alcalde.

Antonio De Osorio dispuso que fueran ahorcados los que eran detenidos por sumarse a la protesta. Una versión histórica da cuenta de que fueron ahorcados más de 70.

Las devastaciones de Osorio dieron origen a los pueblos de Monte Plata y Bayaguana, porque todos los pobladores de Montecristi, Puerto Plata, Bayahá y la Yaguana, fueron concentrados al norte de Santo Domingo y fueron llamados San Antonio de Monte Plata y San Juan Bautista de Bayaguana, para significar la unión de las poblaciones de Montecristi y Puerto Plata, y de Bayahá y la Yaguana, en Bayaguana.

El Gobernador Antonio de Osorio también dispuso mudar a todos los vecinos de los hatos comprendidos entre Neyba y San Juan de la Maguana, luego de ser acusados de contrabandistas. A pesar de las protestas fueron sacados a los alrededores de la villa de Buenaventura.

Las cédulas de despoblaciones ocasionaron una hambruna por la escasez de carne, leche y víveres.

Un informe destaca que durante el período de 1606 a 1609, un tercio de la población de Bayaguana, murió de hambre y enfermedades.

Las devastaciones de Antonio De Osorio se citan como la principal causa que originó el nacimiento del Estado haitiano en la parte occidental de la Isla de Santo Domingo.