Santiago Espaillat la Presidencia de la República

SANTO DOMINGO, el 5 de julio de 1849, en elecciones convocadas por el general Pedro Santana, encargado del Poder Ejecutivo, fue electo presidente de la República el ciudadano Santiago Espaillat, quien de inmediato declinó el cargo.

Santiago Espaillat, dijo que tomaba la decisión por razones de edad y de salud que no le permitían asumir la jefatura del Estado. El señor Espaillat había sido escogido para el cargo por el Presidente Pedro Santana.

El historiador Frank Moya Pons, en su obra Manual de Historia Dominicana, expresa el criterio de que declinó la Presidencia a conciencia de que si no lo hacía se convertiría en un títere del Jefe del Ejército.

Ante esa situación, el Congreso convocó a nuevas elecciones para el 5 de agosto de 1849.

Pedro Santana mantenía el control del Poder Ejecutivo desde el día 30 de mayo de 1849, luego que provocó la renuncia del Presidente Manuel Jimenes, el día 29 de mayo.

Cuando Pedro Santana se hizo cargo del Poder Ejecutivo el 30 de mayo de 1849, proclamó que lo hizo "por mandato de los pueblos y el Ejército".

Durante ese período desató una campaña de represión contra sus adversarios. Algunos pudieron salir al exilio.

Al tratar sobre el motivo de Santiago Espaillat, para no aceptar la elección presidencial, el historiador Rufino Martínez sostiene en su obra "Diccionario Biográfico-Histórico Dominicano 1821-1930, que como era de avanzada edad y hombre de honrado criterio político en cuanto al valer personal entre quienes se movía, puso de pretexto para no aceptar el cargo, su ancianidad, falta de salud, de riqueza y de los instintos adecuados a la vida pública.