Diariodominicano.com

Allanan decenas de viviendas en busca de Imbert Barrera y Amiama Tió

El 5 de junio de 1961, las Fuerzas Armadas, ofrecieron una recompensa a los miembros que localizaran a los señores Antonio Imbert Barreras y Luis Amiama Tió.

Por Héctor Tineo Nolasco

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 5 de junio de 1961, agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), allanaron decenas de viviendas en busca de los participantes en el complot que culminó con el asesinato del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

El 5 de junio de 1961, las Fuerzas Armadas, ofrecieron una recompensa a los miembros que localizaran a los señores Antonio Imbert Barreras y Luis Amiama Tió.

Asimismo, se colocaron fotografías de Imbert y Amiama en las culatas de los fusiles de los militares.

El día anterior siguió la represión en el país y agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) asesinaron Juan Tomás Díaz y a Antonio De la Maza.

El mismo día 31 de mayo, el día siguiente a la muerte del dictador, los torturadores mataron en La Vega, a Mario de La Maza.

En la zona de La Victoria, agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) mataron a balazos a Segundo Imbert y a Rafael Augusto Sánchez.

Los dos estaban presos en el Penal de La Victoria y fueron sacados en horas de la noche para ser ejecutados.

El día 2 de Junio los agentes del SIM mataron al teniente Amado García Guerrero, al localizarlo en la residencia de una tía en la calle San Martín número 59.

El 3 de junio de 1961, continuó la represión en el país y el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) intensificó la persecución contra el grupo de ciudadanos que participaron en el asesinato del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, la noche del 31 de Mayo de 1961.

El 3 de Junio de 1961, se conoció la versión de la muerte de Ismael Estrella Núñez, hermano de Salvador Estrella Sahdalá. En la ocasión se indicó que el señor Estrella se ahorcó por las presiones sicológicas que sufrió de parte de los agentes de la represión.

Sin embargo, su familia recibió la versión de que fue ahorcado en el Palacio de la Policía Nacional, donde era investigado en torno al complot que culminó con la muerte del dictador Trujillo.