Santo Domingo, R. D., 15 de noviembre, 2019.- Los factores familiar e institucional son los que principalmente generan violencia en la escuela y, por ello, existe una necesidades de formación en prevención e intervención de la violencia escolar, en derechos humanos para igualdad y la equidad de género.

El planteamiento fue hecho por la psicóloga Anani Toribio, al presentar su investigación "Abordaje de la violencia escolar por el personal de orientación y psicología en tres centros de nivel secundario", que concluyó que la violencia puede disminuirse siempre que se trabaje desde una perspectiva integral enfocándose en la educación y la sensibilización.

Durante la décima Conferencia de Estudios de Género, realizada por el Centro de Estudios de Genero del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC), la psicóloga resaltó que el personal docente se constituye en un generador de violencia en los centros, por el poco manejo que muestran a la hora de dirigirse y corregir al estudiantado, siendo la violencia verbal la más frecuente en los centros educativos.

"Es necesario formar el personal de orientación en el abordaje de la violencia escolar e igualdad de género", puntualizó Toribio.

En ese sentido, Novelyn Batista, coincide que la violencia escolar es concebida, tanto por el personal docente como por el estudiantado, como un acto complejo y negativo, que atenta contra la integridad física y emocional de las personas involucradas.

Al presentar su investigación sobre el cuerpo docente y estudiantado de un centro educativo de Santiago, República Dominicana, Batista concluyó que "los factores a lo que asocian tales conductas son familiares, de los medios de comunicación, del entorno donde viven, y también esos factores están asociados al género. Las propuestas de atención y prevención de la violencia escolar, tanto de docentes como estudiantes, están centradas solo en el estudiantado".

De su lado, Ana Méndez, licenciada en educación, dijo que en República Dominicana existe una marcada resistencia para tratar el tema de la diversidad sexual en la escuela, y la orientación sexual no es considerada de gran relevancia, más bien se trata como un asunto tabú que se invisibiliza y del que no se habla.

Méndez, al presentar las conclusiones de su investigación "Aproximación a las percepciones entorno a la orientación sexual en el sistema educativo dominicano", puntualizó que en los centros educativos opera un marco de aceptación de las situaciones de estigma y discriminación y no existen lineamientos definidos para su tratamiento por orientación sexual. Además, la actitud y el comportamiento de la comunidad educativa, en torno a la orientación sexual, no es homogénea.

Fuente: Prensa INTEC

Dirección de Comunicación Institucional

Instituto Tecnológico de Santo Domingo INTEC