Diariodominicano.com

Sus restos fueron sepultados el día 9 de noviembre en la ciudad de Santo Domingo. Germán Soriano, Arturo Logroño, Noél Henríquez, Luis V. del Pino y el político haitiano Jolibois Filis, destacaron sus cualidades morales, de servicio y patrióticas.

Por Héctor Tineo Nolasco

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 8 de noviembre de 1927, murió en un accidente de tránsito el licenciado Luis Conrado del Castillo y Rodríguez Objío. Había nacido en 1888, hijo de Luis Temístocles del Castillo y Dolores Rodríguez Objío.

Sus restos fueron sepultados el día 9 de noviembre en la ciudad de Santo Domingo. Germán Soriano, Arturo Logroño, Noél Henríquez, Luis V. del Pino y el político haitiano Jolibois Filis, destacaron sus cualidades morales, de servicio y patrióticas.

Jolibois Filis, luchaba por la salida de Haití de las fuerzas militares de Estados Unidos, que invadieron el vecino país en 1915.”

De la personalidad de Luis C del Castillo, el historiador José Antonio Núñez Fernández sostiene el criterio de que Del Castillo era de la misma contextura civilista de Francisco Gregorio Billini, Ullises Francisco Espaillat, Santiago Guzmán Espaillat y Eugenio Deschamps de Peña y Reinoso.

El accidente se produjo la tarde del 8 de Noviembre de 1927, en el kilómetro siete y medio de la antigua carretera Duarte, frente al paraje Galá. El accidente ocurrió en el kilómetro siete y medio frente al paraje de Galá. Iba acompañado de su madre Dolores Rodríguez Objío y de los niños Bienvenido del Castillo y Guaroa Desangles del Castillo.

Viajaban en el carro Chevrolet placa 506, conducido por Luis Castro, quien al pasar por el centro de la vía con dos camiones estacionados de manera paralela chocó con uno de los dos vehículos que transportaba una carga de tubos y varillas.

Luis C. del Castillo se distinguió como abogado, escritor, orador y político. Fue una de las voces que defendieron el pensamiento liberal y se opuso en el año 1916 a la primera intervención militar de Estados Unidos contra la República Dominicana.

El historiador Rufino Martínez afirma que Luis C. del Castillo "Fue uno de los jóvenes campeones de aquellas avanzadas ideas de liberalismo, que, dentro del Partido Horacista, pugnó por imponer reformas legislativas garantizadoras de las libertades públicas después del sangriento año 12.

"De ese grupo llamado Liberal Reformista, fue el más notable producto, por su inalterable consecuencia con la orientación de su programa a través de las alternativas políticas de unos 15 años".

Por su lucha contra la violación de la soberanía nacional, fue detenido en varias ocasiones.

Escribió para periódicos y revistas de la ciudad de Santo Domingo y poblaciones de provincias.

Luis C. del Castillo es autor de la obra "Manual de Instrucción Moral y Cívica", cuya primera edición se publicó en el año 1922.

Luis C. del Castillo nació en el sector capitalino de San Carlos en 1888.

Su muerte en un accidente de tránsito el 8 de noviembre de 1927, constituyó un acontecimiento de pesar en la ciudad de Santo Domingo.