Pimentel había iniciado su Gobierno el día 25 de marzo de 1865.

Por Héctor Tineo Nolasco

Diariodominicano.com

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, el 13 de agosto de 1865, el Presidente General Pedro Antonio Pimentel Chamorro comunicó a la Sala Capitular de Santiago, su renuncia a la Presidencia de la República. Tomó la decisión tras enterarse en Cotuí, de que en la ciudad de Santo Domingo, los generales José María Cabral y Eusebio Manzueta, dirigían un plan golpista.

El Jefe del Estado también tenía la información de que José María Cabral, había sido proclamado en la Capital Jefe Supremo con el grado de "Protector", a fin de que estableciera un nuevo Gobierno y votara una nueva Constitución de la República.

Pimentel había iniciado su Gobierno el día 25 de marzo de 1865.

Además de representar a la región Sur, José María Cabral y Eusebio Manzueta, lograron dividir a los militares cibaeños y conquistar una parte.

La realidad la comprobó el Presidente Pimentel al viajar de Cotuí a Santiago. Descubrió que varios de los jefes de la Restauración apoyaban el movimiento golpista de Cabral y Manzueta.

Al percatarse de la situación, el Presidente Pimentel Chamorro renunció a la Presidencia de la República.

Pimentel había sido escogido Presidente Provisional de la República, con el apoyo de los jefes militares restauradores, quienes derrocaron al Presidente Gaspar Polanco, al acusarlo de ser un tirano y responsable del asesinato del ex Presidente Pepillo Salcedo.

Los militares tomaron la decisión en enero de 1865. De inmediato, nombraron una Junta Provisional Gubernativa, presidida por Benigno Filomeno Rojas y el general Gregorio Luperón, vicepresidente.

Entre las primeras medidas de la Junta Provisional Gubernativa, emitió un decreto en virtud del cual rebajó los impuestos de guerra que el Gobierno Restaurador cobraba a los productores de tabaco y declaró en vigor la Constitución de Moca de 1858, hasta tanto se reuniera el 27 de Febrero de 1865 una Convención Nacional que redactaría un nuevo texto constitucional ajustado a las circunstancias, para luego escoger el Presidente Constitucional de la República.

Como habían previsto, la nueva Constitución fue proclamada y se procedió a elegir al general Pimentel Chamorro, nuevo Presidente de la República.

Al asumir el Gobierno su primera medida fue designar una comisión para que investigara la muerte del ex Presidente Pepillo Salcedo.

La nueva Constitución de 1865, fue una versión actualizada de la Carta Magna de Moca en 1858, lo que permitió terminar el trabajo con rapidez. Los constituyentes creían en las ideas liberales de la Constitución de Moca.

Al Presidente Pimentel Chamorro le tocó defender la soberanía nacional durante las discusiones con España, para lograr que aceptara la Restauración de la Independencia de la República y sacara del país a los militares del Gobierno español de la Anexión que permanecían en algunos puntos de República Dominicana.

En efecto, el día 3 de marzo de 1865 la Reina de España firmó el decreto derogando la Anexión, pero su último jefe militar en el país, el general José de la Gándara, trató de llevar al Gobierno dominicano a firmar un acuerdo que limitaba la soberanía dominicana, lo que fue rechazado por el Presidente Pimentel Chamorro.

Los españoles no tuvieron otro camino que comenzar a salir de República Dominicana. El día 10 de julio del año 1865, iniciaron el embarque de sus tropas, con lo que terminaría la Guerra de la Restauración.

Pimentel Chamorro, fue uno de los militares dominicanos que se distinguieron en la guerra (1863-1865) que culminó con la Restauración de la República.

Asimismo, fue de los militares de la insurrección de Guayubin, y parte del grupo de dominicanos que proclamaron la Restauración de la República, el 16 de agosto de 1863.

Pimentel Chamorro participó en el sitio a la ciudad de Santiago. En reconocimiento a sus méritos militares fue nombrado durante la guerra, jefe de Operaciones del Ejército Restaurador, en la Línea Noroeste.