Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 14 may (Xinhua) -- De las 36 lenguas indígenas reconocidas por la Constitución boliviana, tres se extinguieron y 33 están en situación vulnerable o en peligro de extinción, según el jefe de Unidad de Políticas Interculturales y Plurilingüismo del Ministerio de Educación, Walter Gutiérrez Mena.

"Podemos poner como ejemplo el quechua. A pesar de que se habla en algunas poblaciones en siete países de la región, se encuentra en una situación vulnerable", dijo Gutiérrez Mena a Xinhua.

En su opinión, la lengua castellana en su relación con las indígenas crece aceleradamente y las nativas cada vez son menos.

"Eso se llama diglosia o poliglosia, es decir, la lengua más hablada consume a la lengua menos hablada y eso está sucediendo", afirmó.

"En Bolivia, las culturas indígenas se ven avasalladas, y cada vez se ven restringidas para continuar con su lengua, pese a los esfuerzos del gobierno que está encarando una serie de acciones que lograron revitalizar el aymara, quechua y guaraní, pero están siendo restringidas por el castellano", aseveró.

De acuerdo con la Unidad de Política Intercultural del Ministerio de Educación, tres de las 36 lenguas están extintas porque no presentan señales de vida, como el puquina, guarasu'we y toromona.

En el caso del machineri, yaminawa y araona, que se encuentran "en situación crítica", sólo las personas de las viejas generaciones hablan la lengua. Los miembros de la generación parental, si bien pueden comprenderla, no la hablan entre sí, ni tampoco con sus hijos.

Las lenguas originarias más habladas en Bolivia son quechua y aymara y, en menor proporción, el guaraní.

"Si vemos en el contexto general ¿qué lenguas originarias bolivianas están a salvo? Ninguna, pues todas están en situación vulnerable y en peligro de extinción, situación que debe llamar a la reflexión para redoblar esfuerzos en las estrategias para su preservación", aseveró Gutiérrez Mena.

En esa dinámica es que el gobierno boliviano creó 34 instituciones para la preservación, investigación y desarrollo de las lenguas.

"En toda la formación del maestro, desde la inicial hasta la formación posgradual, ya se han implementado las lenguas indígenas. Ahora estamos sacando maestros en el área de comunicación y lenguaje", agregó.

Reflexionó que cuando una lengua muere, "mueren saberes, conocimientos, cosmovisiones, valores, historia, y desaparece gran parte de la cultura de la humanidad". Fin