SANTO DOMINGO, 11 de enero.- Leida Buglass, representante de Seacology en República Dominicana, ©Seacology, señaló que durante más de 20 años Patricia Lamelas se ha dedicado arduamente en proteger los manglares más importantes de la República Dominicana, crucial para el bienestar de la isla y su gente, además de ser un ecosistema clave en la lucha contra el cambio climático, en evitar la contaminación y expansión urbana, factores intrascendentes para el desarrollo sostenible.

Por su esfuerzo, ha sido galardonada con el Premio de Seacology 2018, otorgado anualmente por esta organización conservacionista, con sede en California, a personalidades que se hayan destacado excepcionamente en la preservación del medio ambiente y la cultura de las islas.

"La galardonada ha demostrado que trabajar en estrecha colaboración con las comunidades isleñas es la clave para obtener logros y cambios medioambientales tangibles", expresó el director ejecutivo de Seacology, Duane Silverstein. "Debido a su liderazgo y comprensión de las inquietudes locales, se están gestionando los recursos naturales en la región de de Samaná en la República Dominicana de manera responsable, y la población local tiene una voz real en el proceso de restauración de manglares".

La península de Samaná, situado al extremo nororiental de la República Dominicana, mantiene los bosques de manglares más importante del país. Los manglares protegen a las comunidades costeras de fuertes viento y mareas, así como en las inundaciones de los fuertes huracanes de la región. De esta forma protegen la línea costera, restauran pesquerías locales y prevén guarderías esenciales para peces juveniles de los arrecifes. Además, los bosques de manglares ayudan a frenar el calentamiento global, porque capturan y almacenan mucho más carbono atmosférico que otros tipos de bosques. El desmedido desarrollo costero, sin embargo, a menudo conlleva a la destrucción de los manglares para establecer hoteles turísticos adyacentes a la playa, y el desagüe de tierras agrícolas, también conllevaa la contaminación y degradación de los mismos. La gente local, enfrentada con pocas maneras de ganarse la vida, a veces corta los mangles para producir carbón vegetal.

Patricia Lamelas, diseñadora gráfica de profesión, proveniente de Santo Domingo, llegó a Samaná impulsada por su entusiasmo de promover la participación comunitaria en los asuntos ambientales, intereses que la condujeron a trabajar para la ONG dominicanaCEBSE - Centro para la Conservación y Ecodesarrollo de la Bahía de Samaná y su entorno. En el año 2003 se convirtió en directora de la institución, liderando programas de educación ambiental que capacitan a jóvenes comunitarios para que promuevan a través de su propia voz y acciones la conservación de los ecosistemas de manglares e iniciativas de adaptación al cambio climático.

CEBSE, creó el primer vivero marino costero de la provincia, que se centra en el cultivo de manglares, impulsando la capacidad de restauración para los remanentes de manglares ,etc. La galardonada ha colaborado en establecer acuerdos de cogestión para la observación de ballenas en la Bahía de Samaná, el ecoturismo en el Salto del Limón y en la restauración de los manglares del Parque Nacional Bajo Yuna. También es responsable de proyectos de ecoturismo, como establecimiento de un sendero costero de manglares financiado por Seacology que ayuda a las personas locales que viven cerca de los manglares a obtener ingresos sostenibles. "Estoy asombrada, complacida y honrada de recibir el Premio Seacology", expresó Patricia y recalcando, lo "agradecida de ser reconocida por el trabajo que he hecho para involucrar a los jóvenes y las comunidades de la Bahía de Samaná para participar en la gestión sostenible de los recursos naturales". La ceremonia del Premio de Seacology de este año, en honor a Patricia Lamelas.

En la comunidad de Las Garitas, Provincia de Samaná, Seacology está apoyando a la ONG dominicana CEBSE en la protección remanentes de manglares, desarrollando infraestructura de ecoturismo conjuntamente con grupo comunitario comprometidos con la protección de este ecosistema crítico en esta región y para sus habitantes.

En el área protegida de manglares en la Provincia de Montecristi, Seacology esta apoyando a la OGN dominicana AgroFrontera en el fortalecimiento de alternativas de sustento mediante la capacitación de jóvenes líderes para trabajar como prestadores de servicios en sector del ecoturismo disminuyendo prácticas no sustentables de pesca y creando guardianes para este ecositema.

En la Laguna de Oviedo, Provincia de Pedernales en el Parque Nacional Jaragua, Seacology está apoyando a la ONG dominicana Grupo Jaragua en el a fortalecimiento de la actividad ecoturística de la laguna, capacitando a los guiasy mejorando la infraestructura delcentro de visitantes, a cambio de la protección y el monitorero de la biodiversidad y los manglares de la laguna.