Bernardo Pichardo se destacó como historiador y colaborador de los periódicos y revistas de su época. Ocupó funciones públicas, incluidos los cargos de juez, y de ministro de Relaciones Exteriores en el último Gobierno del Presidente Juan Isidro Jimenes.

Por HTN

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el día 18 de octubre de 1877, nació en la ciudad de Santo Domingo, Bernardo Pichardo Patín, hijo de José María Pichardo y María Patín.

Bernardo Pichardo se destacó como historiador y colaborador de los periódicos y revistas de su época. Ocupó funciones públicas, incluidos los cargos de juez, y de ministro de Relaciones Exteriores en el último Gobierno del Presidente Juan Isidro Jimenes.

Las principales obras de Bernardo Pichardo son: "Lecciones de Instrucción Moral y Cívica", "Reliquias Históricas de la Española", "Minutos Literarios", y "Resumen de Historia Patria", la cual fue usada como texto de historia en la República Dominicana.

En opinión del doctor Joaquín Balaguer: "Bernardo Pichardo fue el historiador de más relieve en la generación que recogió el fruto de la asombrosa labor investigadora de José Gabriel García.

"El ?Resumen de Historia Patria? de Bernardo Pichardo, es un manual donosamente escrito, que podría leerse, cuando deje de interesar como obra histórica, por sus prendas estilísticas y por su mérito exclusivamente literario.

"Pero su obra más notable es la titulada "Reliquias Históricas de la Española", colección de estampas en que el autor describe, con pluma grandilocuente y florida, cuantos monumentos existen en el país dignos de ese nombre".

En opinión del doctor Joaquín Balaguer:

"Bernardo Pichardo, libre de las limitaciones impuestas a su temperamento oratorio por el carácter didáctico de su ?Resumen de Historia Patria?, se muestra en ?Reliquias Históricas de la Española?, tal como él era: vehemente con toda la vehemencia de que es susceptible el corazón humano, en el elogio o en el vituperio de los primeros gobernadores de la colonia, cuyo recuerdo asocia pintorescamente al de las piedras que levantaron y que hicieron célebres con sus crímenes o con su heroicidad portentosa.

"El mérito de las ?Reliquias Históricas de la Española? reside en el acierto con que Bernardo Pichardo enlaza los monumentos que describe, a las vicisitudes de los hombres por quienes fueron levantados, y en el arte con que transforma las piedras en documentos vivos, haciendo que las de las fábricas que construyó Nicolás de Ovando, por ejemplo, hablen con voz más elocuente que la de la misma historia de ese personaje singular, mezcla de colonizador sanguinario y de magistrado ceremonioso.

"Así la Iglesia de San Nicolás constituye, según el historiador dominicano, un testimonio de arrepentimiento que armoniza admirablemente con la ?compleja sicología de aquel hombre inescrutable.

Bernardo Pichardo murió en la ciudad de Santo Domingo, el 8 de octubre de 1924.