El 17 de octubre los dominicanos volvieron a atacar a los anexionistas y mataron a un militar español.

SANTO DOMINGO, el 16 de octubre de 1863, durante la Guerra de la Restauración, fuerzas militares españolas comandadas por el general José de la Gándara se enfrentaron a militares restauradores en la zona de Manoguayabo, y perdieron uno de sus jefes de las Reservas. En el informe militar no se ofrece su identidad.

El 17 de octubre los dominicanos volvieron a atacar a los anexionistas y mataron a un militar español.

Los dominicanos también atacaron en los días siguientes a los españoles en los alrededores del río Nigua y Yerba Buena.

El General José de la Gándara había salido de la ciudad de Santo Domingo, el día 15 de octubre al mando de cuatro batallones de infantería, dos secciones de milicias y seis piezas de artillería en ruta hacia Baní.

Cuando llegó a Bondillo fue atacado por los restauradores.

Tras la derrota

El Ejército español afrontaba una situación de debilitamiento a partir del 13 de septiembre de 1863, cuando terminó derrotado en la batalla de Santiago, la cual había comenzado el día 6 se ese mes.

Los españoles que sobrevivieron a la batalla decidieron abandonar la ciudad y trasladarse a Puerto Plata, pero no depusieron las armas como lo había pedido el alto mando militar de los restauradores, encabezado por el General Gaspar Polanco, Jefe de Operaciones.

Las tropas españolas iniciaron la marcha a las 15:00 horas del 13 de septiembre. Como salieron con las armas, fueron perseguidas por los restauradores, quienes lograron ocasionarle "gran cantidad de bajas" y les quitaron dos piezas de artillería.

Los dominicanos al mando del general Gaspar Polanco derrotaron a los españoles en los combates de El Limón y El Carril.

El informe militar precisa que los combates se decidieron por el empleo de las armas blancas.

La victoria de los dominicanos en la Batalla de Santiago, que se desarrolló durante los días del 6 al 13 de septiembre de 1863, marcó el principio del fin de la Anexión a España.

A partir de ese acontecimiento, los restauradores procedieron a redactar el acta de Independencia, con la que declararían restaurada la República Dominicana.

El día anterior, el 12 de septiembre de 1863, los restauradores continuaron su avance contra las tropas españolas en el Cibao.

Los militares españoles sufrieron derrotas en Jácuba, Marilópez y la Otra Banda, en Santiago.

Asimismo, un grupo de militares españoles fueron fusilados por instrucción del general Gregorio Luperón.

Además, fracasó un intento de mediación que hizo el prebístero Francisco de Charboneau, a petición del brigadier español Manuel Buceta.