BUENOS AIRES, 25 sep (Xinhua) -- Un creciente número de jóvenes de Argentina ha elegido a China, su idioma y su milenaria cultura como objeto de estudio, en el marco de un cada vez mayor intercambio entre las partes en los ámbitos cultural y académico.

Xinhua dialogó con un grupo de alumnas que se especializan en China, entre ellos Carolina Silva (24), estudiante avanzada de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) e integrante desde 2016 del Grupo de Estudio sobre China y Argentina (GEChinA) de esa casa de estudios.

La joven señaló que su interés por China comenzó "como estudiante de chino mandarín en el Instituto Confucio en el año 2015. Allí no sólo pude aprender el idioma, sino que también tomé contacto con la cultura china. El Instituto fue un gran incentivo y un disparador que marcó mi camino".

Silva, que se especializa en el área de cooperación científica y cultural entre China y Argentina, agregó que el haber cursado la materia "Historia de las Relaciones Internacionales y Contemporáneas" durante su carrera universitaria le "permitió comprender lo que China y su cultura milenaria implican en el mundo".

"Desde la elevación de los lazos al nivel de Asociación Estratégica Integral en 2014 entre las partes se pudo apreciar una intensificación de los vínculos comerciales, culturales y científicos en las relaciones bilaterales. Desde mi rol de estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales este proceso llamó poderosamente mi atención, ya que considero que hay mucho espacio por aprovechar en la cooperación entre nuestros países", añadió Silva.

El Instituto Confucio tiene sedes asociadas con la Universidad de Buenos Aires y con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), la que, a su vez, tiene un capítulo en la UNR, y en sus aulas más de 1.500 alumnos cursan cada año estudios de idioma chino.

La profesora de idioma chino Ayelén Leda (29) en la sede UNLP-UNR del Instituto Confucio remarcó a Xinhua que "en el último año se evidenció un aumento aproximado del 30 por ciento de la cantidad de alumnos de chino mandarín. En nuestro Instituto la mayor cantidad de alumnos son adultos de entre los 20 y 40 años, la mayoría de ellos estudiantes universitarios y profesionales".

"Si bien muchos estudian por curiosidad y admiración hacia la cultura, en los últimos años se ha incrementado el interés por fines comerciales y académicos. Por eso resaltamos que el aprendizaje del idioma chino hoy es un hecho de vanguardia", enfatizó la docente, licenciada en Relaciones Internacionales.

Leda destacó en ese marco que "hace ya dos años, niños de entre 5 y 10 años también se han acercado a nuestro Instituto motivados a aprender el idioma. Sus padres acompañan la iniciativa y es muy llamativo que el aprendizaje de la cultura y el idioma pasó a formar parte de una actividad para toda la familia. Los niños asimilan aprender el idioma chino con la misma normalidad que practicar un deporte o tocar un instrumento musical", resaltó.

Por su parte, María Sol Ybañez (22), estudiante avanzada de Relaciones Internacionales en la UNR, contó a Xinhua que al comenzar sus estudios universitarios eligió profundizar sobre China "debido al interés en su literatura, filosofía y, principalmente, el idioma. Si bien contaba con un amplio manejo y conocimiento del idioma inglés, siempre me he sentido fuertemente atraída por el trasfondo de una cultura milenaria que trae aparejado el aprendizaje del chino mandarín".

La estudiante, que se especializa en movimientos migratorios e inmigratorios sino-argentinos dentro del GEChinA, mencionó que también llamó su atención el hecho de "ser testigo del rol de privilegio que China ha vuelto a ocupar en el escenario internacional como consecuencia de su impresionante ascenso económico. Ello genera en la actualidad muchos desafíos y nuevas oportunidades para Argentina que considero esenciales estudiar y reflexionar".

Ybañez planteó que su "afinidad por los estudios sobre China tiene que ver también con el marcado eurocentrismo del cual considero que las ciencias sociales no se han podido separar. Coincido con los académicos que sostienen la necesidad de repensar el modelo de la construcción eurocéntrica del pensamiento, que funcionó como base de la aprehensión del conocimiento social durante largo tiempo. Los estudios sobre China colaboran en una aproximación de corte más multilateral al conocimiento sobre los procesos y los hechos".

Lisi Ferrero (21), estudiante avanzada de Relaciones Internacionales en la UNR y también integrante del GEChinA, dijo a esta agencia que "China despierta cada vez más interés en estudiantes y profesionales argentinos dado el impulso que se da al desarrollo de relaciones de manera integral, y la clave está en impulsar éste interés desde la cooperación académica, cultural, comercial y profesional".

"Se ve presente el trabajo arduo de difusión y promoción en el ámbito de la cooperación integral entre nuestro país y China de manera progresiva para impulsar y potenciar los estudios sobre las relaciones bilaterales", sostuvo la estudiante.

Ferrero, quien se especializa en las relaciones bilaterales entre China y Argentina y las percepciones de ese vínculo desde los Estados Unidos, consideró además que es "crucial analizar el lugar que cumple América Latina como región estratégica" en su vinculación con Beijing.

Por su parte, Florencia Bonanno (24), estudiante del Ciclo Superior de Relaciones Internacionales de la UNR, recordó que su interés por China nació "cuando cursaba estudios de nivel secundario. Quise saber más y empecé a leer bibliografía al respecto. Allí me topé con el famoso proceso de reforma y apertura iniciado a finales de los setenta. No podía concebir la increíble transformación china, un progreso imparable que lograba acaparar toda mi atención".

"También comencé a aprender el idioma chino, el cual me permitió acercarme aún más a la cultura de dicho país. Esta experiencia hizo que China se convirtiera en uno de mis objetos de estudio centrales", resaltó la joven, integrante del GEChinA.

Bonanno, quien investiga temas vinculados a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, expresó que "China es un 'jugador global' determinante en el escenario internacional y debemos como argentinos no solamente tener ello presente, sino también comprenderlo, ya que en lo que respecta a nuestra política exterior, China es uno de nuestros principales socios".

"La Iniciativa de la Franja y la Ruta ha concentrado mi atención debido a que logra salir de la cooperación tradicional clásica, ampliando los vínculos económicos y políticos a una cooperación que se extiende también en términos culturales, en ciencia y en tecnología", afirmó. Fin