Por José Aguiar

LIMA, 25 sep (Xinhua) -- Grandes y chicos, la edad no fue una limitante para quienes deseaban acercarse a escuchar o recitar poesías en un espacioso toldo dispuesto para el público en la IV Feria del Libro en Los Olivos, un distrito ubicado en el norte de la ciudad de Lima, Perú.

Para la actividad, que se desarrolla entre los días 21 y 30 de septiembre en la explanada de la Municipalidad de Lima, se ha preparado un variado programa que va desde talleres de pintura y obras de teatro, hasta la presentación de obras literarias.

Sobre una tarima de aproximadamente un metro de altura, jóvenes del colectivo literario "Black Pages" aprovecharon para entretener al público con su "recital de poesía peruana", tras el cual dieron la oportunidad de interactuar mediante preguntas y respuestas a los presentes.

Estas actividades buscan "masificar la poesía", dijo a Xinhua la escritora Vanessa Deacosta, para quien este género literario "es un excelente camino para encauzar las emociones que a veces quedan dentro del ser humano".

Deacosta, en compañía del autor José Montoya, dirigió el conversatorio: "¿Para qué necesitamos la poesía?", mediante el cual invitó a un acercamiento con este género de la literatura y disfrutar de los beneficios que genera, incluso, en sentido emocional.

"La intención de este conversatorio es poder invitar a la gente a que haga poesía, porque cuando la gente escucha la palabra poesía la siente muy lejana, no la siente como una materia o algo que en algún momento vio en su formación escolar", indicó la autora de la obra "No te enamores".

Según afirmó Deacosta, economista de profesión, para ser "poeta se necesitan dos cosas: tener algo que decir y decirlo".

Sobre la forma de expresarlo, apuntó, "la poesía contemporánea ha sido cambiante; antes, de repente la poesía era un poco más rígida, (pero ahora) con la poesía contemporánea incluso se puede expresar en verso y en prosa, y en versos libres".

No obstante, observó que una parte de la población lectora, "sobre todos los jóvenes, están más familiarizados con las novelas".

En ese sentido, Deacosta sostuvo que es necesario que en las instituciones educativas hagan un "un cambio en cuanto a la enseñanza, que la literatura y la poesía no sea una obligación, sino más bien que los niños y los jóvenes sientan el placer de leer y de conocerla".

Al referirse a la era digital y su impacto en la literatura, la escritora consideró que la tecnología es una herramienta que "no está en contraposición: hay una gran cantidad de blogs personales, incluso de Facebook, donde la gente comparte. Lo que hay que hacer ahora es que la gente publique" sus obras.

Durante la extensión de la IV Feria del Libro en Los Olivos, las personas podrán disfrutar del cronograma de actividades, que incluye la proyección de películas, cortometrajes, conciertos musicales, función de teatro, presentación de libros, cuenta cuentos, música de cámara y ópera, entre otros.

Pero, además, tendrán la oportunidad de adquirir por módicos precios obras literarias dispuestas en los estantes a las afueras de la Municipalidad de Lima. Fin