Al promulgar la ley, el Presidente Horacio Vásquez nombró jefe del Ejército Nacional, al general Rafael Leónidas Trujillo Molina, que era el oficial superior que disfrutaba de su mayor confianza.

Po Héctor Rineo N

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 17 de Mayo de 1928, el Congreso Nacional convirtió en ley el proyecto de Ley del Poder Ejecutivo, en virtud del cual la Policía Nacional fue convertida en Ejército Nacional.

Al promulgar la ley, el Presidente Horacio Vásquez nombró jefe del Ejército Nacional, al general Rafael Leónidas Trujillo Molina, que era el oficial superior que disfrutaba de su mayor confianza.

No obstante, menos de dos años después, en 1930, Trujillo participó en la conspiración que culminó con el derrocamiento del Presidente Horacio Vásquez, el 23 de febrero de 1930. Ese día se conoció el movimiento conspirativo que derrocó al Presidente Vásquez, lo que permitiría tomar el poder al Jefe del Ejército Nacional, general Trujillo Molina.

La conspiración

El manifiesto del 23 de febrero fue redactado por el doctor Joaquín Balaguer, quien formaba parte del plan conspirativo contra el Presidente Horacio Vásquez.

En su obra "Memorias de un Cortesano de la Era de Trujillo", Balaguer afirma que él fue el redactor del Manifiesto del Movimiento del 23 de febrero de 1930, que puso fin al Gobierno de Horacio Vásquez, con lo que comenzó el proyecto para el general Rafael Leónidas Trujillo, tomara el poder, lo que ocurriría el 16 de agosto de 1930.

La principal cara visible de los conspiradores fue el licenciado Rafael Estrella Ureña, quien había sido uno de los ministros influyentes en el Gobierno de Horacio Vásquez, pero rompió con su líder cuando decidió repostularse.

Rafael Estrella Ureña, fue usado por el general Trujillo. Cuando estalló el golpe, la Legación de Estados Unidos advirtió que no toleraría que tomara el poder el Jefe del Ejército Nacional, pero luego no puso obstáculos.

Al ser derrocado el presidente Vásquez, asumió la Presidencia Provisional el licenciado Rafael Estrella Ureña, quien luego llegó a un acuerdo con Trujillo para apoyarlo como candidato presidencial con el binomio Trujillo-Estrella Ureña.

Durante su Gobierno Provisional, Estrella Ureña no logró desarrollar liderazgo, ya que estaba en manos del general Trujillo, quien luego pasó a "retiro" y se presentó como candidato presidencial.

En una campaña electoral caracterizada por la represión en contra de los adversarios de Trujillo, de la Alianza Nacional-Progresista, que llevaba como candidato a la Presidencia al licenciado Federico Velásquez y a vicepresidente al licenciado Angel Morales, el candidato oficialista logró imponerse.

El Ejército Nacional reprimió a los opositores y el 15 de mayo de 1930 fueron retiradas las candidaturas de Velásquez y Morales, lo que dejó el camino a Trujillo libre de obstáculos para ser declarado ganador de las elecciones celebradas el día siguiente, el 16 de mayo de 1930.

A pesar de la represión, la Junta Central Electoral declaró el 24 de mayo de 1930, al binomio Trujillo-Estrella Ureña ganador de las elecciones.

Trujillo y Estrella Ureña tomaron posesión el 16 de agosto de 1930, pero rompieron al poco tiempo y comenzó en el país un régimen dictatorial que se prolongó hasta el 30 de mayo de 1961, cuando Trujillo fue asesinado.