Buenos Aires, 12 feb (PL) Los argentinos viven con intensidad los días de carnaval que tendrá su punto más alto hoy y mañana con las tradicionales y diversas murgas adueñándose de cada rincón del país.

Con un fin de semana a su favor que sumará en total cuatro días de descanso, la fiesta carnavalera se siente en varias ciudades y ha traído además un récord turístico con más de dos millones de personas que viajaron de un lado a otro del país.

El éxodo comenzó desde el viernes último en horas de la tarde cuando ya la agitada Buenos Aires comenzó a quedar poco a poco vacía del flujo de autos que salían de la ciudad.

Según reportes de la prensa local, en la ruta 2 desde el peaje de la ciudad de Hudson, en el llamado Gran Buenos Aires, el éxodo hacia la Costa Atlántica se registró durante todo el fin de semana con el ir y venir de alrededor de dos mil 600 autos por hora.

La demanda hotelera y alquileres están al ciento por ciento en varios lugares como Mar del Plata y Córdoba.

Las fiestas continuarán hoy y mañana y se espera que haya gran demanda de público. En la capital, por ejemplo, están previstos, como es tradición, los desfiles de murgas en varias zonas.

Los carnavales son esperados por los argentinos cada año y muchos meses antes de su inicio en diversos pueblos de esta tierra austral hombre, mujeres y niños trabajan en la preparación de trajes, disfraces, carrozas y pasos de baile para la gran celebración.

En la capital argentina estas festividades beben de los ritmos afros del Río de la Plata para convertirse en la típica murga barrial. En diferentes avenidas se realizarán corsos donde desfilan las murgas con sus coloridos trajes y su contagioso ritmo como las ya tradicionales 'Los Mismos de Siempre', 'Alucinados de Parque Patricios', 'Los Reyes del Movimiento' o 'Los Pitucos'.

Para este año se espera el desfile de más de medio centenar de murgas en tanto un jurado evaluará cada presentación y dará su veredicto.