El pirata inglés y su comitiva lograron tomar la ciudad con facilidad, porque no había una fuerza que fuera capaz de hacerle resistencia con posibilidades de éxito.

Por HTN

Diariodominicano.com

HAINA, el 12 de enero de 1586, Francis Drake y los hombres que lo acompañaban salieron de Haina con el propósito de tomar la ciudad de Santo Domingo, que era el centro del Gobierno de España en la parte oriental de la Isla de Santo Domingo.

El pirata inglés y su comitiva lograron tomar la ciudad con facilidad, porque no había una fuerza que fuera capaz de hacerle resistencia con posibilidades de éxito.

Una vez entraron a la ciudad, los ingleses iniciaron una labor de saqueo que terminó 30 días después cuando luego de negociaciones las autoridades españolas lograron un acuerdo para que salieran.

Para salir de Santo Domingo, los ingleses que capitaneaba Francis Drake, recibieron 25 mil ducados que constituían las joyas, la plata y el oro que reunieron el gobernador Cristóbal de Ovalle y los vecinos de Santo Domingo.

Además, la comitiva de Francis Drake se llevó las campanas de las iglesias, la artillería de la Fortaleza, los cueros, azúcares y cañafístolas que sustrajo de los depósitos del Puerto de Santo Domingo y almacenes de la ciudad.

Francis Drake y los hombres de su flota habían desembarcado en Haina, la noche del 11 enero de 1586, para continuar la marcha a la ciudad de Santo Domingo al amanecer del día 12 de enero.

El día 11 de enero de 1586, los residentes en Santo Domingo vivieron un ambiente de inquietud, ya que las naves del pirata inglés fueron vistas en la mañana en la zona de Punta Caucedo y luego se desplazaron frente a la ciudad.

Los vecinos de Santo Domingo sentían preocupación porque estaban conscientes de que se trataba de embarcaciones de personas enemigas y Santo Domingo no tenía un servicio de defensa que pudiera enfrentar a los piratas ingleses.