Ramón -Mon- Cáceres Vásquez, se destacó como su padre en las actividades militares y políticas.

Por Héctor Tineo N

ESTANCIA NUEVA, Moca, el 6 de diciembre de 1866, nació en Estancia Nueva, Moca, Ramón Cáceres Vásquez, el tercer hijo de cuatro que procreó el matrimonio de Manuel Altagracia (Meme) Cáceres Fernández y Remigia Vásquez.

Ramón -Mon- Cáceres Vásquez, se destacó como su padre en las actividades militares y políticas.

Su padre, Meme Cáceres entre las funciones que ocupó figura la de Vicepresidente de la República, y fue asesinado al caer la noche del día 17 de abril de 1878, en la residencia de Juan de la Cruz Alfonseca, en la calle Regina, hoy José Reyes, en la ciudad de Santo Domingo.

El nombre de Memé Cáceres era promovido para la Presidencia de la República. El asesinato fue perpetrado por Santiago Pérez, Isidro Pérez y un hombre conocido como "El Tuerto Zayas".

El hecho fue atribuido a autores intelectuales adversarios del general Memé Cáceres, entre los que fueron citados figura el general Ulises Heureaux.

El hecho impactó en la familia Cáceres Vásquez. El doctor Pedro Troncoso Sánchez en su libro "Ramón Cáceres", refiere que cuando la noticia llegó a la familia en Estancia Nueva, su esposa Remigia Vásquez exclamó: "me lo mató la política".

Mon Cáceres en la primera etapa de su vida se dedicó a las actividades agropecuarias en Estancia Nueva, Moca.

Su vida cambió cuando se involucró en el plan que culminó con el asesinato del Presidente Ulises Heureaux, el 26 de julio de 1899, en Moca.

Troncoso Sánchez afirma que Mon Cáceres asimiló de su padre las ideas liberales, que impulsaban la democracia y el establecimiento de un régimen de derecho contra toda tiranía, tal como lo soñaron los trinitarios.

"Tales convicciones, robustecidas en los frecuentes contactos con Horacio Vásquez, su primo, lo llevan a encabezar una conspiración contra el tirano Ulises (Lilís) Heureaux, a quien ajusticia a balazos, en Moca, el 26 de julio de 1899, bautizo de fuego con el que se inicia en las lides políticas a nivel nacional, militando en las filas del emergente Movimiento horacista".

Ramón Cáceres ascendió a la Presidencia de la República, al producirse la renuncia el 20 de febrero de 1906 del presidente Carlos Morales Languasco.

Cáceres tomó el poder el día 1 de julio de 1906, al ser juramentado como Presidente de la República. Fue electo con la Constitución de abril de 1906, que establecía un período de Gobierno de 6 años.

Asimismo, esa carta magna eliminó la figura del Vicepresidente de la República.

Mon Cáceres fue electo el 30 de mayo de 1906 y tomó posesión el primero de julio.

El historiador Pedro Troncoso Sánchez sostiene que así se inició un período de paz de cinco años, en el que la vida republicana fue conducida por un hombre profundamente patriota que creía, cumplía y hacía cumplir los valores de la honestidad, la humildad, el respeto a las instituciones y la preservación de los derechos del ciudadano, como signos de un Gobierno civilizado.

El Presidente Mon Cáceres fue asesinado el 19 de noviembre de 1911, en un hecho cometido en Güibia, en la ciudad de Santo Domingo.

Mon Cáceres fue atacado a balazos en el momento que daba un paseo en coche por la carretera que conduce a Haina. Al llegar a Güibia fue sorprendido por una emboscada que organizó el general Luis Tejera, quien era hijo del ministro de Relaciones Exteriores, el historiador y abogado Emiliano Tejera.

De acuerdo con una versión que se dio en la época, el grupo que encabezaba Luis Tejera tenía el propósito de secuestrar al Jefe del Estado, pero al ser enfrentado por el edecán dispararon contra el Presidente Mon Cáceres.

En el instante del atentado el Presidente de la República iba acompañado de su edecán el coronel Ramón (Chipí) Pérez, quien conducía el coche del Presidente, un modelo Victoria.

Al llegar a Güibia advirtieron que un grupo de hombres estaban parados al lado de un vehículo, quienes al aproximarse el coche le cerraron el paso y gritaron: "alto, ríndanse, preso".

El cochero intentó escapar, pero los conjurados dispararon contra Mon Cáceres, quien se desplomó herido de muerte.

Al escuchar los disparos tres miembros de la Guardia Republicana que se encontraban en la zona se presentaron al lugar y atacaron a los asesinos del Presidente. En el incidente el cabecilla del grupo, Luis Tejera fue herido y luego ejecutado por disposición del Jefe de la Guardia, general Alfredo Victoria.

Troncoso Sánchez afirma que Luis Tejera llevó a cabo el asesinato porque formaba parte de los que estaban resentidos porque el Presidente Mon Cáceres eliminó viejos privilegios y canonjías, con lo que afectó a los otroras "dueños del erario", un puñado de politicastros corruptos, encabezados por el autor material del crimen.

Considera que ese hecho condujo de golpe a la República Dominicana a un nuevo período de desorden, corrupción y abusos, que desembocaría en la ocupación de 1916, por tropas de los Estados Unidos. Hecho que a su vez engendró a un nuevo tirano: Rafael Leónidas Trujillo.

Luis Tejera desde hacía algún tiempo estaba en un proyecto para derrocar al Presidente Mon Cáceres, quien no le confirió importancia a las versiones en ese sentido, ya que estimaba en la ciudad de Santo Domingo nadie quería atentar contra su vida.

En su administración, el Presidente Cáceres se distinguió por el proceso de reorganización del Estado dominicano y porque invertía los excedentes de las Aduanas en obras de infraestructura.

En ese momento las aduanas dominicanas eran controladas por el Gobierno de Estados Unidos, en virtud de la Convención Dominico-Americana, que fue ratificada por el Congreso Nacional el 3 de mayo de 1907.

1