Poetas de Cuba, Puerto Rico y el país llenaron de lírica las cumbres frías de Jarabacoa. Se ofrecieron ocho talleres en seis escuelas y se reconoció a quienes han hecho propio el evento literario.

José Rafael Sosa

El Festival de Poesía en la Montaña clausuró su décimo quinta versión con la lectura de un vaso comunicante, poema escrito por todos los asistentes al evento, titulado "A Federico Jóvine Bermúdez desde la montaña".

Los vates dominicanos, de Puerto Rico, Estados Unidos y Cuba concluyeron versificándole In memoria al Maestro Jóvine, escribieron:

"Federico Ámbar brilla ahora cubierto de memoria en la cúpula eterna de sus versos para que sepa el mundo que no mueren los poetas cuando otros vivimos para cantar sus letras" dice la creación colectiva.

Federico Jóvine Bermúdez, fallecido el pasado mes de enero, fue una de las altas voces de la poesía dominicana y fue igualmente asistente permanente del Festival de la Montaña desde sus inicios y uno de sus más fieles promotores.

El Festival se inició el pasado viernes en el Centro Salesiano de Pinar Quemado, con la llegada de decenas de poetas, entre quienes se destacaban el Poeta Nacional Mateo Morrison, José Rafael Lantigua, Basillio Belliard, Marivell Contreras.

El evento desarrolló sus tres jornadas, hasta este domingo, con lecturas poéticas, talleres por parte de colectivos de diversas localidaes (Jarabacoa, Baní, Higüey y Santiago) , durante los cuales, el verde mantuvo un programa dinámico que durante tres días dispersó los versos, los poemas y las voces de los poetas por las escarpadas montañas que abrazan al rinconcito sutil y encantador, la tierra donde duerme Dios como se denomina a Jarabacoa.

El espacio principal de este evento es el Centro Salesiano de Jarabacoa, en Pinar Quemado. Allí se desplegaron la mayoría de los encuentros poéticos, en los que participaron niños y adultos; noveles y consagrados escritores y los integrantes de los talleres y círculos literarios de Jarabacoa, Baní, Higüey y Santiago).

La voz de poetas

Nuevas voces de la poesía y poetas de alto reconocimiento, llenaron de imágenes los salones y ambientes del Centro Salesiano de Pinar Quemado, enmarcado en el verde que desparrama la vegetación de montaña, en ese centro del país.

Un taller dirigido a comunicadores y periodistas de Jarabacoa, fue animado por Marivell Contreras, Rosa Francia Esquea y Rafael García Romero, durante el cual se auscultaron las formas de hacer la poesía como contenido importante entre los que difunden los medios colectivos de comunicación.

La canta autora Virna García presentó el concierto de poesía musicalizada titulado "Para aligerar el dolor de las mariposas", durante el cual se interpretaron poemas de voces altas y recientes del parnaso nacional.

Los poetas Mateo Morrison, José Rafael Lantigua y Basilio Belliard presentaron sus propuestas estéticas en el ya tradicional Recital "Clima de Eternidad".

Desde el viernes, el Festival se trasladó a seis centros educativos del municipio en los cuales se impartieron ocho talleres de creación literaria con una entusiasta participación de escolares.

Reconocimientos

El XV Festival de Poesía de la Montaña, reconoció siete poetas que desde el inicio de la tradición, se integraron a sus labores de montaje.

Recibieron placas para honrarlos por sus aportes al Festival, los poetas Luis Carvajal Núñez, Leibi Ng, Rosa Francia Esquea, Ramón Saba, Valentín Amaro, Alexéi Tellerías Díaz e Ysabel Florentino Romero, del Taller Aníbal Montaño, de San Cristóbal.

Los siete se han destacado por haber hecho propio el evento poético, dicen las placas y certificados entregados.

Tambien fueron reconocidos la estación televisora local TELEVER Canal 12 y la Red de Círculos Literarios Infantiles y Juveniles de Baní, una iniciativa del Centro Cultural Perelló, por su participación ferviente constante y entusiasta al Festival, ademas de una placa entregada a la Alcaldía Municipal de Jarabacoa, por su respaldo cada año a las entregas del Festival.

Desde sus inicios este evento trata de conjugar la poesía con las demás artes y es por ello que en esta ocasión se mantuvo expuesta una muestra de los trabajos artísticos del reputado escultor Nelson Barrera.

El domingo fue oficiada una celebración eucarística para dar gracias a Dios por los quince años poetizando en las alturas.

Origen

El Festival de Poesía de Montaña nació en el año 2002 como un espacio para que las y los poetas del siglo XXI abandonaran la rutina diaria y las grandes urbes para encontrarse en las montañas, trayendo el verso en la mirada y el interés de poder tocar las estrellas con las puntas de los dedos.

La creadora, la poeta y gestora literaria Taty Hernández Durán, buscaba promover el género poético como alimento del espíritu y bálsamo vital, motivar la creación poética, incentivar el cultivo de la amistad y la solidaridad e impulsar el ecoturismo cultural.

El Festival trasciende las fronteras nacionales y son cada vez los escritores internacionales y de la diáspora que se dan cita cada año en esta actividad.

Hernández Durán y el equipo de montaje buscaban con cada festival agregarle nuevos atractivos.