SANTO DOMINGO, el 13 de octubre de 1960, Radio Caribe, la emisora vocera de la dictadura de Trujillo, acusó al obispo de Santiago, monseñor Hugo Eduardo Polanco Brito de conspirar contra el régimen trujillista.

Los ataques de Radio Caribe contra el prelado se sumaron a una campaña que desarrollaba la emisora contra la Iglesia Católica.

La estación que era controlada por el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), Jhonny Abes García, había desatado una campaña contra monseñor Panal, de la Diócesis de La Vega.

El SIM fue el principal organismo de represión de la dictadura Trujillista.

Las agresiones contra personalidades de la Iglesia Católica provocó el rechazo de la población aunque no podía expresarlo públicamente.

El dictador Trujillo Molina fue ultimado la noche del 30 de mayo de 1961.

En el ataque que terminó con la vida del dictador Trujillo, participaron Antonio De la Maza, Juan Tomás Díaz, Antonio Imbert Barrera, Modesto Díaz, Pedro Livio Cedeño, Salvador Estrella Sahdalá, Roberto Pastoriza, Huáscar Tejeda, y el teniente Amado García, que pertenecía a la Guardia Presidencial.

En el plan contra Trujillo, también participaron Luis AmiamaTió y Luis Manuel ?Tunti- Cáceres, pero la noche del atentado no estuvieron presentes porque cumplían otras actividades.

El dictador Trujillo murió en el lugar donde hoy está el monumento a los Héroes del 30 de Mayo, en la autopista 30 de Mayo, en la zona sur de la Capital.

Los conjurados levantaron el cadáver y lo llevaron a la residencia de Juan Tomás Díaz, en la calle César Nicolás Penson, en el sector Gazcue de la ciudad de Santo Domingo, donde la madrugada del 31 de Mayo lo tomaron agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM.