Fue asesinado por agentes de la Policía el 24 de septiembre de 1970, luego de ser arrestado en un allanamiento a su residencia.

Por HTN

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, RD, el 12 de octubre de 1942, nació en Santo Domingo, Amín Abel Hasbun, quien se destacó como líder estudiantil y del Movimiento Popular Dominicano.

Fue asesinado por agentes de la Policía el 24 de septiembre de 1970, luego de ser arrestado en un allanamiento a su residencia.

Amín Abel Hasbum había nacido en la ciudad de Santo Domingo el 12 de octubre 1941.

Fue muerto en la escalera de su residencia en la calle Francisco Henríquez y Carvajal número 283, cuando era conducido por agentes policiales que allanaron la casa.

La esposa de Amín Abel Hasbum, Mirna Santos, dijo que su cónyuge fue ultimado por el cabo de la Policía Luis Hermógenes López Acosta.

El agente le disparó en el momento en que el ayudante del Fiscal del Distrito, doctor Tucidides Martínez Howley, se encontraba fuera, lo que provocó un movimiento de protesta en el País.

Amín Abel Hasbum de joven se destacó por su lucha en el movimiento estudiantil y la izquierda. Por sus actividades políticas era objeto de persecución de parte de agentes de los organismos de seguridad del Gobierno del Presidente Joaquín Balaguer.

En 1964, fue electo secretario general de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED) y se graduó Magna Cum Laude de ingeniería civil.

En marzo de 1970, Amín Abel Hasbum fue acusado junto

a varios miembros del MPD, incluidos Rafael ?Fafa- Taveras y Otto Morales, de participar en secuestro del agregado militar de Estados Unidos, el Coronel Donald Jersey Crowly.

Narciso Isa Conde, al recordar en "Amín Abel o la ternura del acero", sus días con el dirigente de izquierda, destaca su dedicación a los estudios y la amistad de niño.

"Entre ese legado está su libro "AMERICA LATINA BUSCA SU CAMINO" (466 aniversario de la UASD, Editora Universitaria), que las nuevas generaciones deben estudiar y debatir, siempre en relación con el presente que les ha tocado vivir y con el futuro que debemos construir; siempre examinando a profundidad los cambios acaecidos.

"Dentro de su obra escrita hay reflexiones que nos convocan al debate sobre lo acontecido y sobre el porvenir: sobretodo porque se inscriben dentro de las primeros esfuerzos y las primeras herejías revolucionarias dirigidas a romper dogmas y seguidísimos.

"Aquilatemos, por ejemplo, el valor de estas tres singulares expresiones contenidas en ese texto:

? "Ahora, después de 12 Años de amargas y gloriosas experiencias nos damos cuenta que hacer una revolución no es una cosa tan fácil como parecía al principio; que no basta con levantar el foco guerrillero para triunfar, sino que las guerras revolucionarias tienen sus leyes específicas que corresponden a la realidad socioeconómica y política de cada país; que aprenderse de memoria las obras de los clásicos marxistas y las historias de las revoluciones cubana, rusa o china no dan la línea política concreta a aplicar en nuestros países y que hasta el pensamiento de Mao Tse Tung -que es el marxismo leninismo de nuestra época y que es una guía correcta- particularmente para los países coloniales y semi-coloniales tiene que ser interpretado a la luz de nuestra realidad concreta." (Pág. 61)

? "En estos problemas estratégicos el pensamiento marxista latinoamericano ha estado dominado por la línea tradicional. La revolución cubana le hizo una crítica practica ?es decir, con los hechos- pero no pudo determinar las causas que los produjeron, con lo cual su crítica se quedó en el marco del idealismo que los llevo al desprecio de la política y a los teóricos." (Pág. 74)

? "Las tradiciones históricas, políticas, culturales, etc no despertaron ningún interés en los teóricos marxistas tradicionales de Latinoamérica. Antes bien las despreciaron por que llevaban las acciones y los hechos de un movimiento dirigido por la burguesía. "(Pág.79)

"En estas líneas se siente el trascendente y valioso esfuerzo por rebelarse contra el euro-centrismo presente en la impronta marxista-dogmática de esos tiempos.

"Ese desafío, trillado con fuerza en las últimas décadas por el renacer y desarrollo del marxismo latino-caribeño, sigue presente con nuevas exigencias.

"Se trata de asumir el acervo científico universal conectado a nuestra historia, a nuestras culturas, a nuestras formaciones sociales y a su evolución, a las características de las imposiciones políticas, a los impactos de la colonización, el neocolonialismo y la recolonización neoliberal sobre nuestras sociedades y sobre las elaboraciones ideológicas de diversos signos.

"Se trata de crear teoría propia y políticas propias sobre y frente a un capitalismo, un sistema político-institucional y una clase dominante-gobernante muy concretos/as, inmersos/as en la dependencia, condicionados/as por arritmias históricas y por las superposiciones de modos de producción y fuertes lastres de formaciones y culturas políticas injertadas, e impactado en el presente de la peor manera por la neo-liberalización y globalización del capital. (Narciso Isa Conde, Amín Abel o la ternura del acero)