Por ello, el 12 de octubre, en distintos años, en la República Dominicana se llevaron a cabo actos especiales para conmemorar la llegada de Cristóbal Colón y su comitiva al Continente Americano el 12 de octubre de 1492.

Por HTN

Diariodominicano.com

BAHAMAS, el 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón y su comitiva llegaron a la isla Guanahaní, en el archipiélago de Las Bahamas, con lo que se iniciaría el período colonial en el Continente Americano.

Por ello, el 12 de octubre, en distintos años, en la República Dominicana se llevaron a cabo actos especiales para conmemorar la llegada de Cristóbal Colón y su comitiva al Continente Americano el 12 de octubre de 1492.

El 12 de Octubre, Rodrigo de Triana gritó tierra al ver desde La Pinta, la isla Guanahaní, en el archipiélago de Las Bahamas. De inmediato Colón y su comitiva la bautizaron con el nombre de San Salvador.

Wikipedia anota que Guanahani es el nombre de la primera isla en la que desembarcó Cristóbal Colón el viernes 12 de octubre de 1492, cuando llegó por primera vez a un territorio de la llamada, posteriormente, América.

La isla, que fue bautizada con el nombre de San Salvador, había sido descubierta la madrugada del día anterior.

La isla estaba habitada por el pueblo lucayo o taíno. Guanahani es una de las islas del archipiélago de las Antillas, en las Bahamas. "Sin embargo la identificación exacta de la isla a la que llegó Colón es materia de debate. El nombre de la isla es una palabra grave y por lo tanto la pronunciación correcta en español es Guanahani, sin acento en la "i" final, como a veces suele hacerse".

La enciclopedia libre Wikipedia: Carta de Colón

La enciclopedia libre Wikipedia, señala que "el 29 de abril de 1493 se publicó en Barcelona una carta de Colón al Escribano de Ración en la que se anunciaba el Descubrimiento. Se trata del primer documento impreso que menciona el nombre de Guanahani, pero sin aportar ningún dato sobre la isla: A la primera isla que yo hallé puse nombre San Salvador a conmemoración de Su Alta Majestad, el cual maravillosamente todo esto ha dado; los Indios la llaman Guanaham; a la segunda puse nombre la isla de Santa María de Concepción; a la tercera Fernandina; a la cuarta la Isabela; a la quinta la isla Juana, y así a cada una nombre nuevo".

Destaca que La isla de Guanahani, en el mapa de Juan de la Cosa, realizado hacia 1500, figura por vez primera el topónimo Guanahani. Aparece como una pequeña isla al noreste de Cuba, en el archipiélago que hoy se conoce como las Bahamas. Curiosamente, el mapa no menciona ningún hecho particular sobre la isla ni le da un tratamiento gráfico particular.

El italiano Pedro Mártir de Anglería, que ocupó puestos de responsabilidad en las cortes de los Reyes Católicos y sus sucesores, narró los viajes de Colón en una serie de epístolas escritas en latín y compiladas en la obra De Orbe Novo, cuya primera parte o "década" fue impresa en 1511. En el relato del Primer Viaje Mártir afirma que Colón visitó "seis islas" pero no especifica cuál fue la primera avistada y sólo cita los nombres de Juana y la Española.

Sin embargo, más adelante, al explicar el Segundo Viaje, Mártir menciona que "durante su primer viaje, el Almirante había tomado consigo a un nativo de Guanahani (una isla cerca de Cuba), al que había llamado Diego Colón y al que había criado junto a sus propios hijos".

Una de las primeras crónicas del Descubrimiento fue la que publicó Gonzalo Fernández de Oviedo en 1535. Wikipedia destaca que "aporta más información sobre Guanahani, situándola en el archipiélago de los Lucayos (las Bahamas): ...

"El cosmógrafo sevillano Alonso de Santa Cruz describió y ubicó Guanahani de manera precisa en su libro Islario General, escrito en la primera mitad del siglo XVI y nunca impreso:

...vieron una isla al septentrión de la grande isla, que después se dijo Española y casi su adyacente, llamada por los indios Guanahani (...) es de hasta ocho leguas de largo y seis de ancho y cerca de sí a la parte de levante tiene tres islotes llamado el triángulo porque hacen tal forma (...) y entre Samana y Guanahani están dos isletas pequeñas con tres isleos sin nombre y todas estas que están como en torno de las que fueron dichas islas Blancas por la gente de Colón y por el las Princesas que se ven todas desde Guanahani por hasta once leguas al sudoeste de Guanima y de Xumeto;

"Hernando Colón, hijo natural de Cristóbal Colón, escribió una biografía de su padre en la que detalla cada uno de sus viajes. La obra fue escrita en los años 1530 pero no fue impresa hasta1571, en Venecia.

En ella se repite la lista de las islas descubiertas en el Primer Viaje.

Rinden honores a Colón

SANTO DOMINGO, RD, el 12 de octubre del año 1898, fue inaugurado en la Catedral de Santo Domingo, un mausoleo para colocar los restos de Colón.

La obra contó con el apoyo del dictador Ulises -Lilís- Heureaux y el Arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Fernando Arturo de Meriño.

De igual modo, el 12 de octubre de 1912, el Presidente Eladio Victoria estableció por decreto que el día 12 de octubre de cada año se celebre como fiesta oficial y que la fecha sea declarada como "El Día de Colón".

La medida del gobernante estaba dirigida a honrar la memoria de Colón, por haber descubierto el Continente Americano.

El 12 de octubre de 1936, el dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina dirigió un mensaje a los presidentes de América para que no pereciera la idea de erigir un faro en honor a Colón en la República Dominicana.

Al comentar la decisión de Trujillo, el historiador Ramón Marrero Aristy afirma que cuando el dictador expresó su discurso "El proyecto de erigir en las costas aledañas a la Capital de la República Dominicana un Faro Monumental en homenaje al insigne descubridor del Nuevo Mundo, languidecía en los archivos de las conferencias internacionales y en los escritorios de los estadistas llamados a imprimirle impulso. El tributo de América a las glorias del insigne navegante había adquirido forma en la Conferencia Internacional Americana celebrada en la Habana en el año 1928, y ratificada por la Conferencia de Montevideo de 1933".

El dictador Trujillo calificó como noble la idea de construir un Faro a Colón en la ciudad de Santo Domingo.

En su mensaje de estímulo a las naciones de América expresó:

"La humanidad debe a la memoria del insigne Almirante un tributo de veneración más alto y comprensivo de cuantos, de un modo restringido y local, le han rendido diversos pueblos de la tierra. Esta concepción acerca del homenaje definitivo a la grandeza del más insigne de los descubridores, con expresión de eternidad en virtud del blanco mármol, aliado de la historia, adoptará la forma de un Faro Gigantesco, según el proyecto original del arquitecto J. L. Gleave, vencedor en el concurso internacional de Arquitectura, celebrado con tan hermoso fin, y del que es símbolo la cruz de Jesucristo plantada por Colón en la primera tierra descubierta".

Según Trujillo, la construcción del Faro sería una manera de acatar la última voluntad del Almirante Colón, con el traslado de sus restos a la Catedral Primada de América, en cuyo sagrado recinto reposaban en el momento que habló el dictador.

Trujillo resaltó que Cristóbal Colón siempre quiso que sus restos reposaran para en la ciudad de Santo Domingo.

Dijo que el día 12 de octubre de 1936, es una fecha propicia "Para fijar el espíritu de fraternidad panamericana en la necesidad de plasmar en la piedra este designio común de nuestros pueblos".

El historiador Marrero Aristy, anota que el mismo día 12 de octubre de 1936, se unió a las ceremonias conmemorativas el Gobierno de Estados Unidos, con un discurso que pronunció en Washington el Secretario de Estado, Cordell Hull.

Refiere que el Presidente Franklin Delano Roosevelt, consideró que el proyecto del Faro a Colón merecía un apoyo más eficiente por parte de su patria, y designó un Comité Ejecutivo que lo patrocinara, presidido por Nicholas Murray Butler, Presidente de la Universidad de Columbia y la institución Carnegie para la Paz Universal.