Las protestas coincidieron con el arribo al país de una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que vino a mediar en la crisis dominicana.

Por HTN

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 12 de septiembre de 1961, se produjeron protestas en la ciudad de Santo Domingo, en reclamo de la salida de la familia y ex colaboradores del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Las protestas coincidieron con el arribo al país de una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que vino a mediar en la crisis dominicana.

Los manifestantes reclamaban la salida del general Rafael Leónidas ?Ramfis- Trujillo Martínez y el presidente interino Joaquín Balaguer, así como los demás miembros de la familia y colaboradores de la dictadura de Trujillo.

La misión de la OEA estuvo en el país hasta el 28 de septiembre de 1961.

Ramfis Trujillo desempeñaba las funciones de Jefe del Estado Mayor Conjunto, la máxima jerarquía militar en ese momento.

A pesar de las protestas, los Trujillo se mantuvieron en el país hasta el mes de noviembre de 1961. Y Ramfis Trujillo, jefe del Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de Cuatro Estrellas, lo hizo la noche del 18 de noviembre de ese año tras asesinar a Modesto Díaz, Luis Manuel ?Tunti- Cáceres, Salvador Estrella Sahdalá, Pedro Livio Cedeño, Huáscar Tejeda y Roberto Pastoriza, quienes habían participado en el plan que culminó con la eliminación física del dictador Trujillo Molina, la noche del 30 de mayo de 1961.

Con la ejecución del grupo Ramfis Trujillo consumó un plan que trataba de llevar a cabo desde hacía varias semanas. Su objetivo era sacar los presos del Penal de La Victoria y simular una fuga.

El grupo había sido sacado el mismo 18 de noviembre del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva con el pretexto de que serían trasladados al Penal de La Victoria, pero el vehículo fue desviado al lugar donde todo estaba preparado para ejecutarlo en la Hacienda María.

De La Victoria habían sido sacados en la mañana por una patrulla comandada por el Jefe del Penal, Mayor Dante Minervino, con el ardid de que serían llevados al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva para un descenso al lugar donde fue muerto Trujillo.