Al iniciar la marcha hacia Las Caobas, el general Antonio Duvergé tenía la información de que los militares haitianos eran comandados por el general Víctor Poil.

Por Héctor Tineo N

Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 18 de junio de 1849, militares dominicanos comandados por el general Antonio Duvergé, siguieron su avance para desalojar a columnas haitianas acantonadas en la región sur y lograron tomar la zona de Las Caobas.

Al iniciar la marcha hacia Las Caobas, el general Antonio Duvergé tenía la información de que los militares haitianos eran comandados por el general Víctor Poil.

Con la ocupación de Las Caobas, las tropas dominicanas iniciaron la recuperación de todos los puntos que ocupaban las columnas haitianas.

El día anterior, es decir, el 17 de junio de 1849, tropas militares dominicanas comandadas por el general Antonio Duvergé, tomaron el Fuerte de Cachimán, el cual había sido construido por los haitianos entre las poblaciones de Las Caobas y Las Matas de Farfán.

Para los propósitos haitianos El Fuerte de Cachimán era un punto muy importante, porque les permitía ocupar un lugar estratégico y ocasionar daños a República Dominicana, como lo hacían cada cierto tiempo.

La República Dominicana fue proclamada el 27 de febrero de 1844, pero los haitianos durante los primeros 12 años que siguieron a la proclamación del Estado dominicano invadieron con mucha frecuencia. Al general Antonio Duvergé le tocó luchar en las principales batallas, incluidas las del 19 de Marzo de 1844 y la de El Número.

El 18 de junio de 1849, cuando el general Antonio Duvergé y sus tropas hicieron huir a los haitianos de Las Caobas, desempeñaba el cargo de general de brigada, encargado del Ejército Expedicionario del Sur, y comandante de la provincia de Azua.

Antonio Duvergé, nació en Mayagüez, Puerto Rico, en el año 1807, hijo de una de las familias de origen francés que abandonaron la parte Este de la isla, hoy República Dominicana, tras la ocupación haitiana en 1822.

La carrera militar de Antonio Duvergé, está llena de éxitos, ya que en la defensa de la soberanía siempre pudo imponerse a los haitianos y evitar el avance de las frecuentes invasiones contra República Dominicana.

Antonio Duvergé, se encontraba en el frente de guerra cuando comenzó la batalla del 19 de marzo de 1844.

El historiador Rufino Martínez refiere que las dotes para la guerra puesta allí de manifiesto, le hicieron merecer la preferencia en el comando de las tropas de vanguardia.

Al terminar la batalla de Azua, persiguió con sus tropas a los invasores hasta la línea fronteriza y a partir de ahí no le permitiría tomar ni un punto del territorio nacional.

Le tocó la misión de establecer el cuartel general de las tropas dominicanas en Las Matas de Farfán y destacar columnas en Comendador, Cachimán, El Puerto, Las Caobas, Hondo Valle, Los Pinos y Oregonal, donde las armas dominicanas terminaron victoriosas.

Por sus méritos en defensa de la soberanía nacional, el general Antonio Duvergé fue ascendido a General de División, con las funciones de Jefe Superior Político de Azua y del Ejército en operación.

El general Antonio Duvergé, en el año 1855, confinado en El Seibo, se involucró en una trama contra el Presidente Pedro Santana. Fue descubierto y una Comisión Militar nombrada por el jefe del Estado lo juzgó y lo condenó a muerte, siendo ejecutado en el año 1855, en El Seibo.