El 20 de marzo de 1844, el general José Antonio ?Pepillo- Salcedo envió 500 hombres, de los 1000 que tenía en Mao, a los cerros de Talanquera, entre los ríos Chacuey y Maguaca, con el objeto de hacer resistencia a la agresión haitiana.

HTN

Diariodominicano.com

DAJABON.- El 20 de marzo de 1844, tropas haitianas al mando del general Jean Pierrot salieron de Dajabón en su marcha con el propósito de tomar la zona norte de la República Dominicana. Habían ocupado esa plaza el día anterior.

En tanto, el mismo día 20 de marzo de 1844, el general José Antonio ?Pepillo- Salcedo envió 500 hombres, de los 1000 que tenía en Mao, a los cerros de Talanquera, entre los ríos Chacuey y Maguaca, con el objeto de hacer resistencia a la agresión haitiana.

El Gobierno haitiano había tomado la decisión de ocupar la República Dominicana y en procura de ese objetivo dividió su Ejército en dos frentes: uno en dirección al Norte al mando del general Pierrot y otro al sur al mando del presidente Charles Herard.

Sin embargo, no logró su objetivo porque el día el 19 de marzo de 1844, las tropas del Ejército dominicano al mando del general Pedro Santana derrotaron al Ejército de Haití, al mando del presidente Charles Herard, en la Batalla de Azua.

Los dominicanos comandados por Pedro Santana, eran dos mil 200 hombres.

En cambio, el general Charles Herard comandaba un Ejército de 8000 hombres.

La batalla del 19 de marzo duró tres horas. Sobre el número de muertos, en la historiografía dominicana hay una serie de versiones encontradas.

Además del general Pedro Santana, y la valentía del Ejército dominicano, se destacaron los oficiales Manuel de Regla Mota, José María Cabral, Vicente Noble, Lorenzo Araujo, y el coronel Antonio Duvergé, entre otros.

A la batalla de Azua, antecedieron una serie de incidentes con Haití, incluida la amenaza del presidente Charles Herrad, con aplastar a los dominicanos.

El día 17 de marzo de 1844, fuerzas dominicanas y haitianas se habían enfrentados en la comunidad de "Las Hicoteas". Fue el segundo enfrentamiento entre fuerzas dominicanas y haitianas, luego de la proclamación de la República Dominicana, el 27 de febrero de 1844.

El mismo día se conoció la información de que San Francisco de Macorís hizo su pronunciamiento a favor de la causa dominicana.

En tanto, el general Pedro Santana se dirigió a Azua y recibió versiones sobre la invasión de Haití contra la naciente República.

El mismo 17 de marzo, en Jacmel, Haití, el general haitiano Saunon Selle salió con el propósito de agredir a la República Dominicana con una columna de 700 hombres. Su propósito era llegar a Azua.

Antes de Jacmel habían salido otros 2000 hombres en dirección a Azua.

El primer enfrentamiento entre dominicanos y haitianos, luego de proclamada la República se produjo el 11 de marzo en la fuente del Rodeo.

Las tropas dominicanas fueron comandadas por el Capitán Fernando Taveras.