BUENOS AIRES, 18 mar (Xinhua) -- La ciudad de Buenos Aires se vio invadida por la literatura al caer el sol este sábado, en la décima edición de la "Noche de las Librerías", una iniciativa en la cual esos espacios de cultura ubicados en la tradicional avenida Corrientes permanecieron abiertos hasta la medianoche.

La jornada incluyó charlas con reconocidos autores y protagonistas de la cultura y cerró con un recital de la cantante de música popular Soledad Pastorutti a espaldas del emblemático Obelisco de la capital argentina.

El evento comenzó a las 18 y se extendió por la avenida Corrientes, conocida aquí como "la avenida que nunca duerme", que estuvo cerrada al tránsito 900 metros, desde la calle Junín hasta la calle Libertad.

En ese espacio, donde se realizaron múltiples actividades literarias para todas las edades, Paula Romero dijo ante Xinhua que fue "una noche perfecta, para pasarla bien entre libros y cultura".

Por su parte, Luciana Evelyn destacó que la salida a la avenida Corrientes "fue la mejor decisión para un sábado. Aproveché ofertas y compré varios libros clásicos".

Bibliotecas públicas, populares y otras instituciones, como cafés ilustres de la ciudad, fueron parte de la cita que busca promover la cultura, la industria del libro y dar a conocer las distintas editoriales de la ciudad de Buenos Aires.

"Buenos Aires es la ciudad con más librerías del mundo. ¿Y por qué esto es importante? Porque los libros son un bien cultural, un medio para las expresiones artísticas y del conocimiento. La Noche de las Librerías es una oportunidad para celebrar nuestra cultura, nuestra identidad", comentó Andy Freire, ministro de Modernización, Innovación y Tecnología y presidente del Ente de Turismo de la Ciudad.

Durante una tarde otoñal, quienes se hicieron presentes pudieron asistir a charlas con autores, narraciones en vivo, clases y juegos.

Tomaron parte de la iniciativa destacados escritores como Felipe Pigna, Claudia Piñeiro, Eduardo Saccheri y Samanta Schweblin, entre otros, y también la bailarina clásica Paloma Herrera, el chef Donato de Santis y la fotógrafa Gaby Herbstein.

Los más chicos participaron de juegos como la búsqueda del tesoro y los adultos disfrutaron de talleres de encuadernación, entre otras actividades.

"La Noche de las Librerías es una celebración única, un encuentro de la comunidad, que reúne a vecinos, escritores y lectores de la ciudad; una noche para encontrarse con viejos y nuevos autores, con la tradición de las librerías porteñas y para redescubrir la magia de la lectura", afirmó Diego Radivoy, director general de Industrias Creativas.

Las librerías, que a nivel nacional representan el 78 por ciento de las ventas de libros en el país austral, ofrecieron ejemplares a precios promocionales en las veredas de los locales, que lucieron colmados de residentes y turistas